Publicado 14/04/2021 09:55CET

Afganistán.- La ONU habla de "niveles extraordinarios de daños" a civiles ante el repunte de la violencia en Afganistán

Archivo - Ataque con coche bomba en Kabul, Afganistán.
Archivo - Ataque con coche bomba en Kabul, Afganistán. - SAYED MOMINZADAH / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Resalta que la cifra de víctimas civiles es "profundamente preocupante" y pide una reducción de la violencia

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha denunciado este miércoles que la cifra de civiles muertos o heridos a causa del conflicto en Afganistán es "profundamente preocupante" y ha apuntado a "niveles extraordinarios de daño" provocados a la población en el marco de la guerra.

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha indicado en un informe que "la cifra de civiles muertos o heridos durante los primeros tres meses de 2021 es significativamente más alta que hace un año", cuando el país atravesaba un periodo de "reducción de la violencia" previo al acuerdo de paz entre Estados Unidos y los talibán,

Así, ha detallado que durante el primer trimestre de 2021 se han confirmado 573 civiles muertos y 1.210 heridos, un aumento del 29 por ciento respecto a este mismo periodo del año anterior. La cifra incluye un aumento del 37 por ciento en los casos en los que las víctimas son mujeres y un 23 por ciento en el que las víctimas son menores.

"El número de civiles afganos que mueren o resultan heridos, especialmente mujeres y niños, es profundamente preocupante. Imploro a las partes que encuentren urgentemente una vía para detener esta violencia", ha dicho la jefa de la UNAMA y representante especial de la Secretaría General de la ONU en Afganistán, Deborah Lyons.

La violencia ha ido al alza durante los últimos seis meses en el país, a pesar del inicio en septiembre de conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los talibán. Así, entre octubre y marzo se ha registrado un aumento del 38 por ciento en las víctimas civiles.

La UNAMA ha recordado además que la "reducción de la violencia" pactada en febrero de 2020 llevó a una caída "inmediata y significativa" de las cifras de víctimas civiles. "Desafortunadamente, no se han acordado nuevas reducciones de la violencia desde el inicio de las conversaciones de paz afganas", ha lamentado.

En este sentido, Lyons ha incidido en que "debe aprovecharse cualquier posible oportunidad para la paz" y ha agregado que "si los niveles de violencia no se reducen inmediatamente, miles de civiles afganos seguirán muriendo y resultando heridos a manos de afganos en 2021".

La misión ha resaltado que el aumento de las víctimas civiles ha estado impulsado por "las mismas tendencias" que las registradas durante el último trimestre de 2020, incluidos enfrentamientos sobre el terreno, artefactos explosivos y asesinatos selectivos.

Por otra parte, ha manifestado que los elementos antigubernamentales fueron responsables del 61 por ciento de las víctimas --con un 43,5 por ciento atribuidas a los talibán--, mientras que las fuerzas progubernamentales causaron el 27 por ciento, entre ellas un 17 por ciento achacadas al Ejército. Otro doce por ciento ha sido achacado a "fuego cruzado y otros".

El informe ha sido publicado un día después del anuncio del aplazamiento de la cumbre prevista para este viernes en la ciudad turca de Estambul para abordar el proceso de paz, después de que los talibán afirmaran que su delegación no acudiría a la cumbre.

El Ministerio de Exteriores turco notificó que está previsto que finalmente tenga lugar entre el 24 de abril y el 4 de mayo. El Ejecutivo afgano y los insurgentes lograron el domingo un principio de acuerdo para la agenda de la cumbre, considerada como un punto clave para destrabar las conversaciones de paz.

La intención era que la reunión, en la que se espera que participen miembros de los gobiernos de Afganistán y Estados Unidos, además de los talibán, se celebrase antes del 1 de mayo, fecha en la que Washington debería completar su repliegue de tropas del país centroasiático, según el acuerdo de paz firmado en febrero de 2020 con los insurgentes.

Sin embargo, la Casa Blanca confirmó el lunes que esta fecha será prorrogada al 11 de septiembre, cuando se cumplen 20 años de los atentados del 11-S, después de meses de especulaciones en los que el propio mandatario había asumido que no cumpliría el plazo anunciado por su predecesor, Donald Trump.

"Después de una rigurosa revisión de la política con Afganistán, el presidente Biden ha decidido retirar las tropas estadounidenses restantes de Afganistán y finalmente poner fin a la guerra estadounidense allí después de 20 años", dijo un alto funcionario estadounidense desde la Casa Blanca.

Washington ha asegurado que este decisión del presidente, Joe Biden, se ha tomado "para que la retirada se realice de forma conjunta y adecuada con los aliados de la OTAN" y ha advertido a los talibán "de que cualquier ataque a las tropas estadounidenses" durante este proceso tendrá una respuesta contundente.

Contador