Publicado 03/08/2021 19:11CET

Afganistán.- La OTAN cifra en 72 millones la ayuda al Ejército afgano en plena escalada talibán

Integrantes de las fuerzas de seguridad afganas durante un operativo contra los talibán en la provincia de Laghman.
Integrantes de las fuerzas de seguridad afganas durante un operativo contra los talibán en la provincia de Laghman. - SAIFURAHMAN SAFI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

BRUSELAS, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

La OTAN ha completado esta semana el envío a Afganistán de un cargamento de equipamiento militar, una ayuda que coincide con la retirada de las tropas extranjeras y en pleno avance de los talibán, y que eleva a 72 millones de dólares la asistencia en 2021 de la Alianza Atlántica.

Tras el repliegue militar, que la OTAN siempre defendió que debía estar condicionado a la situación en el terreno, la Alianza Atlántica ha venido defendiendo que seguirá apoyando al país con medios técnicos y financieros a Afganistán, incluyendo su presencia civil y diplomática.

Según ha informado la OTAN en comunicado, en lo que va de año ha donado suministros y equipos al Ejército y a las fuerzas de seguridad afganas por valor de 72 millones, en provisiones médicas, simuladores de combate de alta tecnología, máquinas de rayos X y sistemas para desactivar bombas.

"La seguridad en Afganistán sigue siendo un gran desafío, por lo que estos suministros llegan en un momento importante. A la vez que retiramos nuestras fuerzas, continuaremos apoyando a Afganistán, incluyendo equipos para mejorar la capacidad de las fuerzas afganas", ha señalado el portavoz de la OTAN, Dylan White.

La organización militar anunció el pasado mes de abril que pondría fin a su misión en Afganistán en el mes septiembre, siguiendo la decisión del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Con la salida de las tropas internacionales se ha producido un repunte de violencia talibán acompañado de un avance territorial, quedando en entredicho la estabilidad del país.

La OTAN puso en marcha la semana pasada una misión de adiestramiento militar para fuerzas especiales afganas en Turquía, otra muestra del respaldo al país tras la llamada que mantuvo el secretario general, Jens Stoltenberg, con el presidente, Ashraf Ghani, en la que transmitió el compromiso aliado con Afganistán.