Afganistán.- La OTAN defiende "una solución política" en Afganistán pero admite que se necesitan "condiciones adecuadas"

Publicado 09/09/2019 15:13:36CET

BRUSELAS, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La OTAN ha defendido este lunes que en última instancia se necesita "una solución política" en Afganistán, pero que para ello hay que contar con "las condiciones correctas sobre el terreno", y ha dejado claro que la alianza "se quedará en Afganistán todo el tiempo que sea necesario".

La Alianza Atlántica ha salido así al paso de la ruptura en las negociaciones entre Washington y los talibán después de que este domingo el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara en una serie de 'tweets' que ha cancelado las conversaciones de paz con los talibán en respuesta al atentado suicida perpetrado el pasado jueves en Kabul, en el que murieron un soldado estadounidense de la OTAN, Elis A. Barreto Ortiz, y otras 11 personas.

"El objetivo de la OTAN sigue sin cambios: hacer más fuertes a las fuerzas de seguridad afganas para que puedan combatir el terrorismo internacional y crear las condiciones para la paz", ha asegurado una fuente oficial de la Alianza Atlántica, al ser preguntado por el anuncio de Trump.

La fuente aliada ha dejado claro que "todo el mundo está de acuerdo en que, en última instancia, debe haber una solución política en Afganistán". "Pero para ello es importante tener las condiciones correctas sobre el terreno", ha puntualizado.

"La OTAN se quedará en Afganistán todo el tiempo necesario para garantizar que el país nunca más vuelva a convertirse en un santuario para terroristas internacionales", ha asegurado la fuente oficial aliada.

Los aliados han generado "recientemente las fuerzas para la próxima rotación, a lo largo del próximo año" y han confirmado su "apoyo financiero para las fuerzas de seguridad afganas hasta el 2024". "Entramos juntos en Afganistán y tomaremos las decisiones juntos sobre el futuro de nuestra misión", ha remachado la fuente de la OTAN.

Los aliados acordaron reforzar en 3.000, hasta los 17.000 efectivos, la misión de entrenamiento, asesoramiento y asistencia a las fuerzas afganas por el deterioro de la seguridad sobre el terreno, de los cuáles cerca de 8.500 aporta Estados Unidos, al margen de los miles de militares que mantiene para operaciones antiterroristas.

EEUU contemplaba retirar 5.400 efectivos del total de 14.000 que mantiene desplegados en Afganistán en caso de que se sellara un acuerdo de paz, que parecía estar más cerca "que nunca", según reconoció en agosto el secretario general aliado, Jens Stoltenberg.

Desde la UE han "tomado bien nota de los últimos desarrollos en relación con las negociaciones de paz en Afganistán" y ha recordado que ha ofrecido "su apoyo" al proceso de paz y reconciliación.

"En la actual situación creemos que es necesario que todas las partes continúen el trabajo necesario, inclusivo, para avanzar hacia la paz duradera, con un acuerdo equilibrado" que respete las necesidades de "todos" los afganos, ha defendido en rueda de prensa Maja Kocijancic, portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.

La portavoz ha subrayado la importancia de mantener "el alto el fuego", que no haya violencia sobre el terreno y "mirar adelante hacia las elecciones presidenciales" previstas a finales de septiembre y"más importantes que nunca".