Publicado 15/02/2021 17:14CET

Afganistán.- La OTAN dilata la decisión sobre el futuro de la misión en Afganistán

FILED - 26 August 2020, Berlin: Jens Stoltenberg, Nato Secretary General, speaks during a press statement at the start of the informal meeting of EU defence ministers. Stoltenberg said that the Taliban must keep promises this came in light of the falterin
FILED - 26 August 2020, Berlin: Jens Stoltenberg, Nato Secretary General, speaks during a press statement at the start of the informal meeting of EU defence ministers. Stoltenberg said that the Taliban must keep promises this came in light of the falterin - Michael Kappeler/dpa - Archivo

BRUSELAS, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La OTAN evaluará esta semana el futuro de la misión en Afganistán en la reunión por videoconferencia de ministros de Defensa, aunque no tomará ya una decisión en firme como en un principio planteaba la propia organización militar.

En un encuentro virtual con la prensa, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha evitado anticipar el resultado de la reunión de ministros pero ha explicado que se necesitan más consultas e incluso no descarta convocar una cumbre específica para tratar la decisión sobre la operación en Afganistán.

"El encuentro será importante y Afganistán estará en la agenda. Tomaremos decisiones juntos, pero lo haremos cuando creamos que es el momento adecuado y basándonos en la información que puedan aportar todos los aliados, en especial Estados Unidos", ha subrayado el secretario general de la OTAN, en referencia a que Estados Unidos es el país con más tropas desplegadas.

Esto se produce ante la falta de avances en las conversaciones entre el Gobierno afgano y los talibán y coincide también con la llegada de la nueva administración estadounidense, con la que la OTAN quiere acompasar los siguientes pasos en Afganistán. La posición del político noruego contrasta con anteriores declaraciones en las que apuntó a la cita de febrero como clave para afrontar el "dilema" de Afganistán.

La salida de las tropas extranjeras del país viene contemplado en las negociaciones de paz entre Washington y los talibán, en el plazo de mediados de mayo, pero la Alianza Atlántica, que ha ido reduciendo su presencia en los últimos años, tiene dudas sobre el cumplimiento por parte de la insurgencia afgana. Considera que una salida precipitada del país puede poner en jaque los avances logrados en materia económica, social y de seguridad.

"Vemos que los talibán son responsables de la violencia. Se necesita que cumplan con sus compromisos, incluyendo que rompan lazos con organizaciones terroristas. Tienen que reducir la violencia, negociar de buena fé con el Ejecutivo afgano y romper los vínculos con el terrorismo", ha insistido el socialista noruego.

Por todo ello, Stoltenberg ha indicado que la Alianza "tomará todas las medidas para asegurar la seguridad de las tropas y considerará próximos pasos en una forma coordinada", en referencia a las voces que apuntan a que, para poder salir del país, la OTAN primero debería aumentar las tropas para garantizar una marcha ordenada y segura.

ADMINISTRACIÓN BIDEN

Además, la de esta semana será la primera reunión con el nuevo secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, por lo que Stoltenberg quiere iniciar con buen pie la relación con el nuevo Gobierno de Joe Biden, hacia el que se ha deshecho en elogios por su mayor perspectiva atlántica.

Stoltenberg espera poner los cimientos para la cumbre de líderes prevista para finales de este año en Bruselas, para la que todavía no hay fecha. La OTAN aspira a que esa cumbre abra "un nuevo capítulo" en la organización, dejando atrás las dificultades vividas durante la etapa de Donald Trump.

AUMENTO DEL GASTO MILITAR

En este sentido, el líder político de la OTAN presentará su propuesta de futuro para la Alianza, 'Agenda 2030', en la que propondrá un incremento de la inversión militar, una de las principales exigencias de Washington, en línea con los compromisos adquiridos por los aliados para destinar el 2 por ciento del PIB a Defensa con el horizonte de 2024.

En concreto, planteará que el compromiso con el gasto no se limite solo a aumentar las partidas militares, sino a que la propia OTAN corra con el gasto de participar en misiones y desplegar tropas.

"Es justo que el país que realiza el despliegue no tenga que correr con todos los costes. Por eso creo que debemos aumentar la financiación de las misiones de defensa, como el patrullaje aéreo. Es más justo si aquellos países que despliegan tropas tienen cubierto parte del coste", ha subrayado Stoltenberg.