Publicado 09/12/2020 14:37CET

Afganistán.- La OTAN pide a Kabul y los talibán aprovechar el impulso de las negociaciones para pactar un alto el fuego

HANDOUT - 01 December 2020, Belgium, Brussels: NATO Secretary-General Jens Stoltenberg speaks during an online press conference following the first day of  the meetings of NATO Ministers of Foreign Affairs. Photo: -/NATO/dpa - ATTENTION: editorial use onl
HANDOUT - 01 December 2020, Belgium, Brussels: NATO Secretary-General Jens Stoltenberg speaks during an online press conference following the first day of the meetings of NATO Ministers of Foreign Affairs. Photo: -/NATO/dpa - ATTENTION: editorial use onl - -/NATO/dpa

BRUSELAS, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La OTAN ha señalado este miércoles que el gobierno afgano y los talibán deben aprovechar el impulso de las negociaciones de Doha para ir un paso más allá y pactar un alto el fuego y una hoja de ruta política para lograr establecer la paz y la prosperidad en Afganistán.

En un comunicado de su Consejo Atlántico, la organización militar insiste en que el acuerdo entre Kabul y los talibán en las reglas y procedimientos para lanzar las negociaciones de paz y la convocatoria de la primera reunión del comité de alto nivel son "importantes pasos adelante" hacia una solución integral y duradera en Afganistán.

No obstante, la OTAN urge a las partes a aprovechar el momento que se ha abierto, gracias al primer acuerdo en las negociaciones, para acordar "un cese inmediato de la violencia" y negociar un "alto el fuego permanente e integral", así como una hoja de ruta política.

Tras cuatro décadas de conflicto en Afganistán, la Alianza Atlántica entiende que el proceso político ofrece una "esperanza" para la paz en el país, pero para es central que acabe la violencia talibán, que pone en jaque el devenir de las negociaciones. "Esperamos que las negociaciones lleven a un acuerdo sostenible y completo para Afganistán y ponga final a la violencia y salvaguarde los derechos humanos de todos, en especial mujeres, niños y minorías", ha indicado el comunicado.

Otra de las preocupaciones de la OTAN es que Afganistán no vuelva a ser un santuario para terroristas y sirva de plataforma para organizar atentados tanto dentro como fuera del país. En este sentido, reitera su compromiso con el país y exige a las partes que cumplan con lo pactado en el acuerdo entre Estados Unidos y los talibán.

Las conversaciones son parte de un acuerdo alcanzado entre las milicias y Estados Unidos en febrero en un esfuerzo por poner fin a casi dos décadas de guerra en Afganistán y abrir el camino para la retirada de todas las fuerzas internacionales del país.

A este respecto, la OTAN ha recalcado que mantendrá las consultas políticas entre aliados para estudiar la presencia militar y ajustarla, si las condiciones en el terreno lo permiten. En las últimas semanas, el secretario general, Jens Stoltenberg, ha indicado que la OTAN afrontará el "dilema" de la marcha de Afganistán en la reunión de ministros de Defensa de febrero, a la que podrá asistir por primera vez la nueva administración estadounidense. Por el momento, Stoltenberg ha evitado pronunciarse sobre si es realista abandonar Afganistán el próximo año.