Publicado 27/08/2021 13:06CET

Afganistán.- El Parlamento británico investigará el abandono de identificaciones de colaboradores afganos en la Embajada

25 August 2021, Afghanistan, Kabul: A South Korean soldier looks for Afghans who aided South Korea's efforts to help rebuild the war-torn Afghanistan and are set to depart for South Korea near an airport in Kabul, in the aftermath of the Taliban takeover.
25 August 2021, Afghanistan, Kabul: A South Korean soldier looks for Afghans who aided South Korea's efforts to help rebuild the war-torn Afghanistan and are set to depart for South Korea near an airport in Kabul, in the aftermath of the Taliban takeover. - -/YNA/dpa

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una comisión del Parlamento británico va a investigar el abandono de una serie de documentos identificativos de siete colaboradores afganos en la Embajada británica en Kabul, en un acto de negligencia dadas las represalias que podrían tomar los insurgentes talibán contra los simpatizantes de las fuerzas internacionales desplegadas en el país durante 20 años de conflicto.

El incidente, del que informó en un primer momento 'The Times' y después fue confirmado por el Gobierno británico, ha desatado la ira del ministro de Defensa británico, Ben Wallace, mientras que los servicios consulares han esgrimido que el personal de la Embajada hizo todo lo posible para destruir la mayor cantidad posible de de documentos clasificados ante la llegada de los talibán.

"Está claro que esta respuesta no es suficiente y el primer ministro (Boris Johnson) va a hacer preguntas al respecto", ha declarado Wallace a LBC Radio, mientras que un comité de la Cámara de los Comunes se encargará de hacer una pesquisa sobre todo lo sucedido.

Según 'The Times', los documentos fueron descubiertos por uno de sus periodistas mientras paseaba por el desierto barrio diplomático de la capital, acompañado de una patrulla talibán. Además de los nombres de los afganos, los documentos contendrían el contacto de alto responsable de la Embajada e incluso currículums de afganos que querían entrar a trabajar como traductores.

"Vamos a llegar al fondo de este asunto, porque la verdad es que tenemos que entender cómo ha podido pasar esto", ha avisado Wallace, mientras que el Ministerio de Exteriores ha asegurado que sus empleados en Kabul "trabajaron sin descanso para garantizar la seguridad de los colaboradores".

"Hicimos todos los esfuerzos posibles para destruir la información clasificada", según una nota recogida por 'The Guardian'.