Publicado 18/12/2020 16:40CET

Afganistán.- El primer ministro de Pakistán pide reducir la violencia en Afganistán tras un encuentro con los talibán

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, en Davos
El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, en Davos - Valeriano Di Domenico/World Econ / DPA - Archivo

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, ha reclamado este viernes una "reducción de la violencia" en Afganistán tras un encuentro con una delegación de los talibán en la capital paquistaní, Islamabad, en medio de un repunte de los combates pese al proceso de conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los insurgentes.

"El primer ministro ha expresado su preocupación por el elevado nivel de la violencia (en Afganistán) y ha pedido a todas las partes una reducción de la violencia que lleve a un alto el fuego", ha señalado la oficina de Jan a través de una serie de mensajes publicados en Twitter tras el encuentro.

Jan, que ha recibido a una delegación encabezada por el 'número dos' del grupo, el mulá Abdulghani Baradar, ha destacado que las conversaciones "se han centrado en el progreso del proceso de paz afgano y en el camino hacia adelante" en estos contactos diplomáticos.

Así, ha reiterado que "no hay una solución militar al conflicto" y ha hecho hincapié en que las conversaciones de paz "suponen una oportunidad histórica para que los líderes afganos logren una paz duradera y estabilidad a través de un proceso de paz encabezado y propiedad de los afganos".

El primer ministro ha expresado además su deseo de que las partes "sigan avanzando sobre los recientes acontecimientos positivos", en aparente referencia al pacto alcanzado sobre la 'hoja de ruta' para el proceso, antes de reiterar el apoyo de Islamabad a un acuerdo político "inclusivo, de base amplia y exhaustivo".

Por otra parte, ha alertado de los intentos de "alterar y hacer descarrilar el proceso de paz" y ha defendido que "la vuelta de la paz y la estabilidad a Afganistán dará un fuerte ímpetu al desarrollo económico, la integración regional y la conectividad, lo que beneficiará a Afganistán y a la región".

La oficina del primer ministro paquistaní ha destacado por último que "la visita de la delegación política talibán es parte de los esfuerzos serios de Pakistán para facilitar el proceso de paz afgano para lograr un Afganistán pacífico, estable, unido, independiente, soberano y próspero".

La petición de Jan sobre una reducción de la violencia llega al hilo además de la formulada por el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Mark Milley, quien defendió durante una reciente reunión con una delegación de los talibán que esto es necesario para lograr avances en las conversaciones de paz.

A pesar del acuerdo de paz firmado con Estados Unidos en Doha el 29 de febrero y de las conversaciones con el Gobierno afgano, los talibán han mantenido su campaña de ataques contra las fuerzas gubernamentales y se han negado a aceptar un alto el fuego para facilitar el proceso de paz.

Las delegaciones negociadoras decidieron el sábado aplazar al próximo 5 de enero las conversaciones preliminares de paz para consolidar los logros obtenidos hasta el momento, sobre todo la concreción de la agenda de los puntos a tratar, después de que las delegaciones de Kabul y los insurgentes alcanzaran un acuerdo sobre la 'hoja de ruta' del proceso.

Durante los últimos días se ha producido un intercambio de declaraciones entre el Gobierno afgano y los talibán relativo al lugar de estas próximas reuniones. El presidente afgano, Ashraf Ghani, ha pedido que tengan lugar dentro del país, mientras que los insurgentes recalcan que el acuerdo sobre la 'hoja de ruta' contempla que el proceso siga teniendo lugar en la capital de Qatar, Doha.