Publicado 03/06/2020 16:25CET

Afganistán.- Quince madres murieron en el ataque de mayo contra una maternidad en Kabul, cinco de ellas durante el parto

Afganistán.- Quince madres murieron en el ataque de mayo contra una maternidad e
Afganistán.- Quince madres murieron en el ataque de mayo contra una maternidad e - FREDERIC BONNOT /MSF

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ataque perpetrado el 12 de mayo contra un hospital del oeste de Kabul se saldó con la muerte de 15 madres, cinco de las cuales estaban en pleno proceso de parto, según un informe de Médicos Sin Fronteras (MSF), que ha insistido en la necesidad de investigar "para resolver las preguntas que siguen sin respuesta".

Más de una veintena de personas perdieron la vida en el ataque contra la maternidad de Darst-e-Barchi, entre ellas una matrona de MSF y dos niños de 7 y 8 años. Este acto aún no ha sido reivindicado por ningún grupo y, sin respuestas, la ONG ve "difícil" poder reiniciar sus actividades en estas instalaciones.

La organización ha concluido que los asaltantes tenían a las madres como objetivo, ya que avanzaron directamente hacia el ala de maternidad y se movieron "de una habitación a otra" para abatir a las mujeres en sus propias camas. Quince de las 28 madres ingresadas perdieron la vida.

El ataque, "brutal" en palabras de MSF, se prolongó durante horas, y el balance de víctimas "podría haber sido mucho mayor si más de cien personas no hubiesen podido resguardarse en habitaciones seguras".

EFECTOS COLATERALES

El asalto al hospital no solo se tradujo en daños personales directos, sino que también ha forzado el cierre de las instalaciones. "Las consecuencias de este ataque han sido que mujeres y bebés se han quedado sin una asistencia vital", ha lamentado MSF en un comunicado.

Solo en la zona de Kabul más cercana a la maternidad hay más de un millón de personas "especialmente vulnerables", en su mayoría de etnia hazara, marginada durante décadas en Afganistán. Ahora, las madres y bebés de la zona se han quedado sin una asistencia "esencial", en un país donde la tasa de mortalidad materna es de 638 por cada 100.000 --en España es de solo cuatro--.