Publicado 25/08/2021 12:30CET

Afganistán.- Salé atribuye a la carencia de un "triunfo político" en Washington la caída de Afganistán

HANDOUT - 24 August 2021, Afghanistan, Kabul: Afghan evacuees board a a US Air Force C-17 Globemaster III aircraft, during evacuation at Hamid Karzai International Airport following the Taliban takeover. Photo: Sgt. Samuel Ruiz/U.S. Marine/Planet Pix via
HANDOUT - 24 August 2021, Afghanistan, Kabul: Afghan evacuees board a a US Air Force C-17 Globemaster III aircraft, during evacuation at Hamid Karzai International Airport following the Taliban takeover. Photo: Sgt. Samuel Ruiz/U.S. Marine/Planet Pix via - Sgt. Samuel Ruiz/U.S. Marine/Pla / DPA

Lamenta que la situación en el aeropuerto de Kabul es "la punta del iceberg"

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Afganistán, Amrulá Salé, que se ha reivindicado como líder 'de facto' del país tras la salida de Ashraf Ghani, ha atribuido a la carencia de un "triunfo político" en Estados Unidos la caída del país asiático en manos de los talibán.

En una entrevista concedida al medio indio News 18, ha sostenido que, a pesar de ser una figura política con peso en Afganistán, ni él ni el resto de las autoridades afganas tuvieron poder de decisión en los actos llevados a cabo en Estados Unidos.

"Lo que ha pasado en Afganistán (...) llevo alertando sobre estas consecuencias dos años", ha continuado, antes de remarcar que la retirada de Washington fue una "decisión política", no militar ni de Inteligencia. "Los talibán no han ganado esta guerra, ha sido la carencia de un triunfo político en Washington lo que ha llevado a esta situación", ha añadido.

En este sentido, Salé ha incidido en que, aunque Estados Unidos sea "la potencia militar más poderosa", el "juicio político equivocado" que ha tomado respecto a Afganistán le ha "humillado". "Nunca se trató del Ejército estadounidense o de la Inteligencia estadounidense (...) fue un juicio equivocado, una decisión equivocada y han comenzado a pagar el precio", ha indicado.

Así, ha enumerado las cuatro circunstancias que, a su juicio, han derivado en la reconquista talibán del poder en Afganistán. En primer lugar, ha señalado que "está muy claro" que el grupo insurgente nunca ha estado "bajo presión" y ha afirmado que ha usado Pakistán como "base de apoyo".

"No santuarios, todo Pakistán estaba al servicio de los talibán", ha matizado, antes de señalar que Estados Unidos "intentó incentivar la cooperación paquistaní, comprarla". Sin embargo, según Salé, "cuanto más pagaban, más se envalentonaba a los paquistaníes a prestar más servicios a los talibán".

En segundo lugar, ha aludido a que las conversaciones de paz en Doha "legitimaron" a los talibán, que no fueron "leales" a lo prometido. "No honraron su compromiso y engañaron a toda la comunidad internacional", ha señalado, remarcando que el propósito de los insurgentes en las conversaciones era mantener a la comunidad internacional "dividida" y "esperanzada" con un proceso pacífico "que no existió".

AFGANISTÁN, BAJO UNA "ENORME PRESIÓN"

La tercera razón, según Salé, es que Afganistán ha estado bajo una "enorme presión" por parte de los aliados de Estados Unidos durante los últimos dos años y ha mencionado específicamente la liberación de prisioneros talibán. "Liberad a los prisioneros o cortaremos la ayuda económica y disminuiremos la ayuda militar", ha dicho, defendiendo que las autoridades de Afganistán elevaron su preocupación sobre que los liberados "terminaran en primera línea" de batalla.

"Todos terminaron en primera línea (...) no se trató de la liberación de prisioneros, sino de regalar a los talibán una división de combatientes muy radicalizados", ha añadido.

Por otra parte, ha señalado que personas en el Gobierno de Afganistán "no estaban preocupadas" por la situación y "dieron todo por hecho". "No podemos, no obstante, culpar de la caída a estas razones ya que hay varios otros asuntos que han terminado en esta tragedia", ha considerado.

"El hecho es que la OTAN se ha ido, el Ejército de Estados Unidos se ha ido pero la gente de Afganistán no", ha lamentado Salé, que ha matizado que las escenas vividas en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul "es la punta del iceberg". "El país ha caído en la tragedia y los grupos terroristas se han hecho con Afganistán", ha insistido.

Por último, Salé ha aludido a la situación de la provincia de Panshir, en el noreste de Afganistán y considerada como último foco de resistencia a los insurgentes. El vicepresidente ha asegurado que la situación allí es "perfecta" y las autoridades afganas la "controlan".

Contador