Publicado 29/08/2021 09:56CET

Afganistán.- Los talibán afganos dejan en manos de Pakistán las decisiones sobre sus camaradas paquistaníes

El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, habla durante una rueda de prensa
El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, habla durante una rueda de prensa - STRINGER / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los talibán afganos se han desentendido por ahora del futuro papel de sus camaradas paquistaníes, el grupo Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), en las conversaciones para un nuevo Gobierno en Afganistán, y han decidido dejar su situación actual en manos de las autoridades de Islamabad dadas las dificultades que, reconoció un portavoz, atraviesan para formar este nuevo ejecutivo tras su conquista del país.

"El tema del TTP es uno con el que Pakistán tendrá que lidiar, no Afganistán. Depende de Pakistán, y los ulemas y figuras religiosas paquistaníes, no los talibán, tandrán que decidir sobre la legitimidad o ilegitimidad de su guerra y formular una estrategia en respuesta", ha declarado el portavoz talibán Zabihulá Muyahid en una entrevista este pasado sábado con Geo News.

El TTP anunció 7 de agosto que se habían fusionado con el grupo Ustad Aslam, una antigua formación yihadista paquistaní afiliado a Al Qaeda, según un informe del grupo de estudios de la Fundación Jamestown; el noveno grupo yihadista en unirse a los talibán paquistaníes desde julio de 2020. Según el grupo, la unión capacita ahora a los talibán paquistaníes para desarrollar operaciones de "terrorismo urbano".

"El grupo tiene entrenadores que conocen sofisticadas técnicas terroristas y ayudaron a Al Qaeda a asestar sus golpes más duros al Estado paquistaní y su Ejército. El TTP ahora tiene los recursos y la red urbana para atacar a Pakistán", apunta el grupo.

Muhayid se mostró inflexible sobre cualquier posible queja que los talibán paquistaníes puedan tener hacia la actual cúpula talibán en Afganistán. "Tendrán que escucharnos les guste o no", ha sentenciado el portavoz, quien ha avisado de que las operaciones de los talibán paquistaníes en suelo afgano están ahora mismo terminantemente prohibidas.

"No permitiremos a nadie que use nuestro territorio para destruir la paz de otro país", ha zanjado el portavoz talibán.

En otro orden de cosas, el portavoz eludió dar una fecha sobre la constitución de este nuevo gobierno dadas las dificultades políticas y logísticas a las que se está enfrentando el grupo, quince días después de su reconquista del país; una que culminó con su toma de la capital, Kabul.

"En primer lugar, entrar en Kabul de repente y hacerse cargo de la gobernanza fue algo inesperado. Hemos hecho un progreso considerable en este sentido, pero el trabajo aún está en marcha", ha indicado.

"Deseamos mantener conversaciones de amplio alcance sobre la formación de un gobierno, para que se pueda formar un gobierno fuerte y un sistema participativo que responda a los deseos del pueblo", ha manifestado.

Contador