Publicado 16/07/2021 15:14CET

Afganistán.- Los talibán afirman que están más capacitados para gobernar Afganistán que el actual Ejecutivo de Ghani

Archivo - Miembros de los talibán en la provincia de Kunar, en el noreste de Afganistán
Archivo - Miembros de los talibán en la provincia de Kunar, en el noreste de Afganistán - EMRAN WAAK / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Reiteran que controlan el 85% del país y piden ayuda financiera a la ONU y la comunidad internacional

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han afirmado que están más capacitados para gobernar Afganistán que el actual Ejecutivo del presidente, Ashraf Ghani, en medio de los avances territoriales de los insurgentes durante los últimos meses, en los que han tomado "decenas" de distritos en varias zonas del país centroasiático.

"Somos el pueblo de Afganistán. Vivimos entre el pueblo. Tenemos experiencia no de un año, sino durante los últimos 25 años. Nuestros gobernadores, jefes de seguridad, jefes de seguridad provinciales, jueces (....) han estado trabajando durante los últimos 25 años", ha dicho Suhail Shahin, uno de los portavoces del grupo.

"Toda nuestra gente tiene experiencia. Tienen más experiencia que los que están en la Administración de Kabul", ha manifestado, en una entrevista concedida al diario saudí 'Arab News', en la que ha destacado que las operaciones en los puestos fronterizos capturados por los insurgentes proceden "sin corrupción".

En este sentido, ha destacado que los talibán han pedido que las escuelas, oficinas y otros departamentos en las zonas capturadas sigan funcionando, al tiempo que ha pedido a Naciones Unidas y las organizaciones internacionales que den apoyo financiero a los insurgentes.

"Es importante para que se den servicios a la gente", ha dicho Shahin, quien ha reiterado la afirmación de los talibán de que controlan "casi el 85 por ciento del territorio" del país. "Para mantener intactas, operativas y activas estas oficinas es necesaria ayuda financiera". ha argüido.

Por otra parte, ha descartado la posibilidad de un alto el fuego antes de un "acuerdo político" con el Gobierno afgano y ha subrayado que el grupo no permitirá que el territorio afgano se use como base de operaciones por parte de organizaciones terroristas, incluida Al Qaeda.

"Hemos alcanzado el compromiso de que no permitiremos que nadie use el territorio de Afganistán contra Estados Unidos, sus aliados y otros países", ha explicado Shahin, quien ha incidido en el que el grupo ha "enviado el mensaje" a Al Qaeda, a pesar de las dudas en este sentido expresadas por Estados Unidos y Naciones Unidas.

Shahin ha argüido además que los talibán "no quieren que Afganistán sea un lugar de rivalidades entre los países". "Cuando haya un gobierno islámico, creo que necesitaremos reconstruir el país. Para ello nos gustaría cooperar con otros países, lo que beneficia a nuestro pueblo. No queremos ser centro de rivalidades", ha zanjado.

Durante la jornada de este viernes, una delegación afgana integrada por diez políticos, entre ellos, Abdulá Abdulá, se ha desplazado a Doha para nuevos contactos con los talibán, según ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

El expresidente afgano Hamid Karzai, que ha acompañado a la delegación al aeropuerto de Kabul, ha dicho que la misma cuenta con autoridad para hablar con los talibán, mientras que Abdulá ha hecho hincapié en que se trata de un equipo inclusivo y representativo.

Por contra, la conferencia de paz convocada por Pakistán entre el sábado y el lunes ha sido aplazada, según ha indicado el embajador paquistaní en Kabul, Mansur Ahmad Jan, quien ha agregado que se anunciará una nueva fecha después del Eid al Adha (Festividad del Cordero), que se celebra el 20 de julio.

El anuncio ha llegado horas después de que las autoridades de Afganistán acusaran a Pakistán de emitir una "advertencia oficial" a Kabul sobre sus planes para lanzar operaciones contra los talibán en un importante paso fronterizo tomado recientemente por los insurgentes, lo que ha sido rechazado desde Islamabad.

Asimismo, el primer ministro de Pakistán, Imran Jan, ha rechazado las críticas vertidas por el presidente afgano y ha pedido a Kabul que considere a Islamabad como "un socio de paz" en lugar de acusarlo del repunte de los combates.

Afganistán se ha visto sumido en un aumento de la violencia durante los últimos meses, en los que los talibán han logrado importantes avances territoriales, en medio del proceso de retirada de las tropas internacionales, lo que ha generado preocupación en la comunidad internacional ante la aparente incapacidad de las fuerzas de seguridad para hacer frente a los insurgentes.

Contador