Publicado 05/05/2021 09:43CET

Afganistán.- Los talibán aseguran haber tomado el control de un distrito en el norte de Afganistán

Archivo - Milicianos talibán en una imagen de archivo entregando sus armas al Ejército afgano
Archivo - Milicianos talibán en una imagen de archivo entregando sus armas al Ejército afgano - MINISTERIO DE DEFENSA DE AFGANISTÁN - Archivo

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han asegurado este miércoles haber tomado el control de un distrito en la provincia afgana de Baghlan, situada en el norte del país y escenario de un incremento de los ataques por parte de los insurgentes durante los últimos meses.

El portavoz del grupo, Zabihulá Muyahid, ha asegurado a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter que los insurgentes se han hecho con el distrito de Burka y controlan las sedes de la Alcaldía y la Policía, así como "todas las instalaciones relacionadas".

Así, ha resaltado que la toma tuvo lugar durante la noche del partes "después de que el cobarde enemigo huyera por temor a ataques, dejando atrás vehículos y una gran cantidad de armas y equipamiento, que fue capturado por los muyahidín".

Bismilá Atash, miembro del consejo provincial de Baghlan, ha confirmado que Burka está en manos de los talibán y ha agregado que, si bien los insurgentes controlaban ya la mayoría del distrito, ahora se han hecho con su centro.

Por su parte, el portavoz de la Policía Yauid Basharat ha apuntado a una retirada "táctica" de las fuerzas de seguridad y ha apuntado a la existencia de esfuerzos para "retomar el distrito", tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

La ofensiva en Burka ha tenido lugar un día después de la muerte de al menos nueve miembros de las fuerzas de seguridad en un ataque de los talibán en el distrito de Baghlan-e-Markazi, también en la provincia de Baghlan, que se saldó con el secuestro de otros 16 agentes.

Baghlan ha sido durante años una de las provincias con mayor presencia de los talibán en el norte del país, si bien los insurgentes han incrementado sus operaciones durante las últimas semanas, a pesar de la existencia de conversaciones de paz con el Gobierno desde septiembre de 2020.

El grupo ha aumentado además sus operaciones en otras provincias del país durante los últimos días, coincidiendo con el inicio de la retirada de tropas internacionales. Estaba previsto que el proceso de repliegue de fuerzas estadounidenses concluyera el 1 de mayo, según el acuerdo firmado en febrero de 2020 entre Washington y los talibán.

Sin embargo, el presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó en abril que esta fecha sería prorrogada al 11 de septiembre, lo que desencadenó una serie de críticas y advertencias por parte de los insurgentes.

La decisión sobre el aplazamiento del repliegue llegó en medio de las dudas expresadas desde Washington en torno al cumplimiento de sus compromisos por parte de los insurgentes, que aseguran que están respetando el acuerdo, especialmente por el aumento de la violencia y sus lazos con Al Qaeda.

El aumento de la violencia en Afganistán y la falta de avances en las conversaciones de paz entre el Gobierno y los talibán en la capital de Qatar, Doha, han llevado a la comunidad internacional a intentar impulsar el proceso a través de una serie de cumbres para abordar los temas pendientes.

Contador