Publicado 23/07/2021 16:23CET

Afganistán.- Los talibán avisan a EEUU de que sus últimos ataques tendrán "graves repercusiones" en el proceso de paz

Archivo - Miembros de los talibán
Archivo - Miembros de los talibán - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han emitido este viernes un comunicado de condena contra los últimos ataques aéreos lanzados por Estados Unidos para apoyar los contraataques de las fuerzas de seguridad afganas contra los insurgentes y avisado de que estos bombardeos tendrán "graves repercusiones" en los esfuerzos de paz en el país centroasiático, según la nota recogida por Tolo News.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha confirmado haber ejecutado bombardeos durante los últimos días contra objetivos de los talibán en apoyo a las fuerzas de seguridad de Afganistán, en medio de los avances de los insurgentes en varias zonas del país.

"Sin entrar en cosas específicas, puedo decir que durante los últimos días hemos actuado a través de bombardeos para apoyar a las fuerzas de seguridad de Afganistán, pero no voy a entrar en detalles tácticos sobre esos bombardeos", ha dicho el portavoz del Pentágono, John Kirby.

"Seguimos siendo capaces y seguimos llevando a cabo bombardeos en apoyo a las fuerzas de seguridad de Afganistán", ha señalado, antes de resaltar que el comandante de las fuerzas estadounidenses en el país, Kenneth McKenzie, "tiene esa autoridad".

El Ministerio de Defensa afgano ha indicado este mismo viernes que 17 presuntos talibán murieron en un bombardeo ejecutado el jueves por la Fuerza Aérea afgana, mientras que otros ataques aéreos fueron perpetrados en ataques aéreos en la provincia de Kapisa, según la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Afganistán se ha visto sumido en un aumento de la violencia durante los últimos meses, en los que los talibán han logrado importantes avances territoriales, en medio del proceso de retirada de las tropas internacionales, lo que ha generado preocupación en la comunidad internacional ante la aparente incapacidad de las fuerzas de seguridad para hacer frente a los insurgentes.