Publicado 08/08/2021 09:13CET

Afganistán.- Los talibán concentran sus últimas ofensivas en las capitales provinciales de Kunduz y Sar e Pul

Archivo - Un militar estadounidense de guardia en la Embajada de EEUU en Kabul
Archivo - Un militar estadounidense de guardia en la Embajada de EEUU en Kabul - PAULA BRONSTEIN/GETTY IMAGES - Archivo

Estados Unidos lanza operaciones de apoyo aéreo con bombarderos B-52 en los principales puntos de conflicto

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los talibán continúan este domingo su ofensiva contra las capitales provinciales de Afganistán con dos operaciones contra las ciudades de Kunduz y Sar e Pul, en el norte del país, en medio de combates abiertos en 18 provincias durante las últimas horas.

Los enfrentamientos en Kunduz han llegado al centro de la ciudad, capital de la provincia homónima, según fuentes de Tolo News, que confirman que algunos edificios clave están ahora mismo en manos de los insurgentes.

Una situación similar ocurre en Sar e Pul, capital de la provincia del mismo nombre, donde los talibán han capturado gran parte de la ciudad y ahora las fuerzas y funcionarios locales se han trasladado a una base militar a unos tres kilómetros del lugar. Los insurgentes habrían tomado ya la oficina del gobernador, el cuartel general de la Policía, así como el edificio de la Dirección Nacional de Seguridad.

Hay que recordar que en las últimas 48 horas los talibán han conquistado dos capitales de provincia: Zaranj, capital de Nimroz, en la frontera con Iran; y Sheberghan, capital de la provincia de Jauzján.

BOMBARDEOS ESTADOUNIDENSES

Desde el Ministerio de Defensa afgano se ha confirmado que esta última ciudad ha sido escenario de ataques aéreos ejecutados por bombarderos B-52 de Estados Unidos contra posiciones talibán, tal y como habían anticipado horas antes fuentes de Defensa al medio británico 'Daily Mail'.

Estas operaciones de apoyo serían los primeros movimientos a gran escala ordenados por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tras ordenar la fase final de la retirada de tropas norteamericanas del país, el momento aprovechado por los talibán para lanzar su gran ofensiva contra cientos de distritos y las mencionadas capitales de provincia.

Los combates son cada vez más cruentos, y según el Ministerio de Defensa afgano 572 insurgentes han muerto en las últimas horas en combates contra las fuerzas de seguridad registrados en 18 provincias del país.

Enfrentamientos que, por otro lado y como cabía esperar, están causando enormes daños a la población civil. De momento, y a la espera de más datos en el resto de lugares, la Dirección de Salud Pública de Kunduz ha confirmado que 11 civiles murieron y 39 más resultaron heridos en una nueva oleada de enfrentamientos en la ciudad que comenzaron el viernes por la noche.