Publicado 16/02/2021 19:39CET

Afganistán.- Los talibán insisten en "una solución política" en sus pretensiones de lograr un "emirato islámico"

Miembros de los talibán
Miembros de los talibán - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El 'número dos' de los talibán, el mulá Abdul Ghani Baradar, ha publicado este martes una carta abierta en la que ha insistido en "la necesidad de una solución política" para acabar con el "conflicto en curso" que arrastra Afganistán desde hace casi dos décadas y lograr así instaurar un "emirato islámico", pues, dice, "es un hecho irrefutable" que es lo que "la mayoría apoya".

"Cada nación aspira a vivir una vida de acuerdo con sus propios principios y valores, sin temor a amenazas, invasiones y ataques. Nuestra lucha durante los últimos diecinueve años en Afganistán se ha llevado a cabo para lograr esto", comienza el mulá su misiva con motivo del primer aniversario del acuerdo de Doha.

Baradar ha manifestado que la violencia y las campañas militares a lo largo de estos años no han sido camino para poner fin al conflicto, por lo que ha insistido "en la necesidad" de alcanzar "una solución política" en las conversaciones de paz en la capital de Qatar entre el grupo armado y el Gobierno de Afganistán.

"El Emirato Islámico de Afganistán está sinceramente comprometido con encontrar una solución política al conflicto en curso", se lee en un texto en el que recalca algunos de los principios del acuerdo de Doha, como la salida de toda presencia extranjera del país en un plazo de 14 meses desde la firma del mismo, el 29 de febrero de 2020.

"Ahora que ha pasado un año desde la firma del acuerdo de Doha, instamos a la parte estadounidense a seguir comprometida con la plena implementación de este acuerdo", demandan los talibán, recordando a Washington que la guerra no solo ha causado grandes pérdidas humanas y financieras a ambos, sino que también "ha dañado su reputación".

"PROTEGERÁN" LOS DERECHOS DE LA MUJER QUE OTORGA "LA LEY ISLÁMICA"

Baradar también ha abogado en su escrito por las pretensiones que "la mayoría" de los afganos tienen por establecer un "gobierno islámico", así como "una paz y seguridad duraderas".

"Es un hecho irrefutable que la mayoría del público en general apoya al Emirato Islámico y, con la ayuda de Alá, es el resultado de este apoyo lo que ha llevado a nuestra lucha hacia el umbral del éxito", apunta.

El mulá ha dibujado ese hipotético "emirato islámico de Afganistán" como un lugar en el que "no se permite el trato discriminatorio" y si bien ha pretendido aclarar que "están comprometidos a defender y garantizar todos los derechos de las mujeres", matiza que solo aquellos que "otorga la ley islámica".

"También nos gustaría declarar una vez más a todos nuestro compromiso con la libertad de expresión en el marco de los principios islámicos y los intereses nacionales", añade.

Por último, Baradar ha recordado que el pueblo afgano "está lidiando con una guerra impuesta" e insiste en no solo aplicar el acuerdo de Doha como "forma más eficaz" de ponerle fin, sino también en el cumplimiento de las obligaciones pactadas en él por todos los actores internacionales y nacionales presentes.