Publicado 26/07/2020 08:27CET

Afganistán.- Los talibán niegan que sus milicianos liberados hayan vuelto al campo de batalla en Afganistán

Afganistán.- Los talibán niegan que sus milicianos liberados hayan vuelto al cam
Afganistán.- Los talibán niegan que sus milicianos liberados hayan vuelto al cam - GETTY IMAGES / MAJID SAEEDI - Archivo

Khalilzad inicia otro viaje a la región para abordar el proceso de paz

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han rechazado este domingo las acusaciones del Gobierno sobre la vuelta al campo de batalla de algunos insurgentes liberados en el proceso de excarcelaciones de cara al inicio del proceso de paz y han denunciado operaciones de las fuerzas de seguridad contra ellos por parte de las fuerzas de seguridad.

"Los prisioneros del Emirato Islámico liberados han recibido orden de quedarse en su casa y no volver al campo de batalla. Lo han cumplido estrictamente", ha señalado el portavoz de la oficina política de los talibán en Qatar, Suhail Shahin, a través de su cuenta en la red social Twitter.

Así, ha criticado que "a pesar de eso, sufren incesantes redadas, son detenidos y encarcelados por los servicios de Inteligencia de la Administración de Kabul", motivo por el que ha pedido al Gobierno que "ponga fin a estas violaciones y acciones provocativas". "De lo contrario, la Administración será responsable de las consecuencias", ha advertido.

El Consejo de Seguridad Nacional afgano denunció el jueves que, en violación de los compromisos acordados, varios de los talibán recientemente liberados en el proceso de excarcelaciones han vuelto al campo de batalla.

"Los combatientes talibán firmaron en papel y se comprometieron a no volver a la guerra, pero lamentable algunos de estos reos han vuelto a los frentes, en un desafío a las expectativas del pueblo afgano", dijo el organismo, en el marco de los altibajos en los esfuerzos por lanzar un proceso de conversaciones de paz directas.

El propio Shahin mostró el jueves la disponibilidad de los talibán a iniciar conversaciones directas de paz con el Gobierno tras la Fiesta del Sacrificio, que concluye el 3 de agosto, en caso de que se haya completado el proceso de liberaciones de presos en el que llevan inmersos los últimos meses.

La liberación de presos es una condición previa impuesta por los talibán, en línea con el histórico acuerdo de paz que firmaron el 29 de febrero con el Gobierno de Estados Unidos. El acuerdo contempla la excarcelación de 5.000 insurgentes y mil miembros de las fuerzas afganas antes del inicio de contactos directos con Kabul.

Hasta la fecha han sido liberados cerca de 4.200 talibán y más de 850 miembros de las fuerzas de seguridad, si bien el presidente afgano, Ashraf Ghani, destacó la semana pasada que el proceso de paz no avanzará hasta que "no esté claro el destino" de todos los miembros de las fuerzas de seguridad capturados por los insurgentes.

Por otra parte, los talibán han mantenido sus ataques contra las fuerzas de seguridad y se han negado a firmar un alto el fuego antes del inicio de las conversaciones, lo que ha llevado al Ejecutivo a incrementar sus operaciones contra el grupo.

En este sentido, el Consejo de Seguridad Nacional afgano afirmó el sábado que 46 civiles han muerto y 93 han resultado heridos en ataques perpetrados durante la última semana por los talibán, sin pronunciarse sobre bajas causadas por las operaciones de las fuerzas de seguridad.

El organismo señaló que la mayoría de las víctimas civiles fueron registradas en las provincias de Badghis, Ghor y Helmand, al tiempo que cifró en 433 los talibán muertos en operaciones durante este periodo de tiempo, un balance sobre el que no se han pronunciado los insurgentes, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

NUEVO VIAJE REGIONAL DE KHALILZAD

Por su parte, el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que el representante especial de Washington para Afganistán, Zalmay Khalilzad, inició el viernes una nueva gira regional que le llevará a Qatar, Pakistán, Afganistán, Noruega y Bulgaria.

"En Doha y Kabul, Khalilzad presionará para la resolución de los asuntos pendientes de cara a las negociaciones intraafganas, específicamente concluir los intercambios de prisioneros y reducir la violencia", ha señalado el Departamento de Estado en un comunicado.

Asimismo, ha detallado que "en Islamabad, Khalilzad buscará el apoyo paquistaní en los esfuerzos para hacer avanzar las negociaciones intraafganas", antes de agregar que "en Oslo y Sofía, Khalilzad dará actualizaciones a los aliados de la OTAN sobre el proceso de paz en Afganistán".

"Las partes están más cerca que nunca del inicio de negociaciones intraafganas, el siguiente paso clave para el fin de los 40 años de guerra en Afganistán", ha argüido el Departamento. "Si bien se han hecho progresos significativos en el intercambio de presos, el asunto requiere esfuerzos adicionales para ser totalmente resuelto", ha zanjado.

El propio Khalilzad dijo el jueves que "el pueblo afgano quiere el inicio inmediato de las negociaciones de paz y un acuerdo que vaya en línea con sus intereses". "Más tumbas no harán que avancen las negociaciones", señaló a través de su cuenta en Twitter.

"En lugar de dar marcha atrás en el proceso, pedimos a todas las partes que contengan la violencia, protejan a los civiles y muestren la contención necesarias, dado que el inicio de las conversaciones intraafganas está muy cerca", remachó Khalilzad.