Publicado 15/12/2020 18:22CET

Afganistán.- Los talibán rechazan que la próxima ronda de conversaciones de paz tenga lugar en Afganistán

Miembros de los talibán
Miembros de los talibán - PPI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han expresado este martes su rechazo a la posibilidad de que la próxima ronda de conversaciones de paz con el Gobierno, prevista para enero de 2021, tenga lugar en el interior de Afganistán, tal y como ha propuesto el presidente, Ashraf Ghani.

El portavoz de la oficina política de los talibán en Qatar, Mohamad Naim, ha destacado en una entrevista concedida a la cadena de televisión afgana Ariana que las delegaciones de ambas partes han acordado que los contactos sigan teniendo lugar en la capital de este país, Doha.

"Los líderes de ambos equipos acordaron antes del parón que las próximas rondas de conversaciones tengan lugar aquí", ha dicho, antes de agregar en declaraciones a la cadena de televisión Tolo TV que detrás de la propuesta de trasladar las conversaciones a Afganistán están "los que actúan contra el proceso de paz".

Asimismo, ha manifestado que "muchas áreas" del país centroasiático están bajo control de los insurgentes y ha incidido en que la decisión de celebrar contactos en Afganistán "pertenece" a los talibán.

Ghani defendió el lunes que la próxima ronda de conversaciones tenga lugar en el interior del país y se mostró dispuesto a mantener este encuentro en cualquier parte de Afganistán. "Los afganos pueden negociar también en una tienda de campaña y bajo el frío. No es momento de que los hoteles de lujo sean considerados como condiciones previas", dijo.

"Los talibán dicen que están en territorio afgano. ¿Por qué no celebran conversaciones en territorio afgano?", se preguntó. "Es necesario que la gente vea cómo avanzan las conversaciones, cuáles son las áreas principales y por qué", arguyó el presidente afgano, después de que el asesor de Seguridad Nacional de Afganistán, Hamdulá Mohib, se pronunciara a favor de unas conversaciones entre ambas partes dentro del país.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores afgano, Gran Heuad, ha hecho hincapié este mismo martes en que "la continuación de las negociaciones de paz en Afganistán da a los talibán una oportunidad de estar conectados con las realidades en Afganistán, con el alto nivel de violencia y con el dolor que la gente siente".

Las delegaciones negociadoras decidieron el sábado aplazar al próximo 5 de enero las conversaciones preliminares de paz para consolidar los logros obtenidos hasta el momento, sobre todo la concreción de la agenda de los puntos a tratar, después de que las delegaciones de Kabul y los insurgentes alcanzaran un acuerdo sobre la 'hoja de ruta' del proceso.

A pesar del acuerdo de paz firmado con Estados Unidos en Doha el 29 de febrero y de las conversaciones con el Gobierno afgano, los talibán han mantenido su campaña de ataques contra las fuerzas gubernamentales y se han negado a aceptar un alto el fuego para facilitar el proceso de paz.

Este mismo martes han muerto el vicegobernador de la provincia de Kabul, Mohabatulá Mohamadi, y uno de sus ayudantes en un atentado ejecutado en la capital, sin que por ahora haya reclamación de la autoría del ataque.

Asimismo, el 'número dos' del consejo provincial de Ghor, Abdul Rahman, ha muerto por la explosión de una bomba en la capital de la provincia, Ferozkó, un ataque en el que ha resultado herido otro miembro de este mismo organismo.

Por otra parte, al menos un policía ha muerto en un ataque perpetrado por personas armadas no identificadas en el distrito de Bagrami, en Kabul, incidente en el que otros dos agentes han resultado heridos.