Publicado 09/07/2021 09:12CET

Afganistán.- Los talibán toman dos pasos fronterizos con Irán y Turkmenistán en el noroeste de Afganistán

Un militar en Kunduz durante los combates con los milicianos talibán
Un militar en Kunduz durante los combates con los milicianos talibán - AJMAL KAKAR / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los talibán se han hecho durante las últimas horas con el control de dos pasos fronterizos con Irán y Turkmenistán, en el noroeste del país, en el marco de sus avances territoriales de las últimas semanas, según han confirmado las autoridades locales.

Nisar Ahmad Naseri, director de Aduanas de la provincia de Herat, ha indicado que las actividades en el puesto de Islam Qala, en la frontera con Irán, han quedado suspendidas después de que los insurgentes hayan tomado el control de la localidad.

Fuentes provinciales citadas por la cadena de televisión afgana Tolo TV han indicado que los trabajadores de aduanas y un gran número de miembros de las fuerzas de seguridad han cruzado la frontera con Irán ante la llegada de los talibán.

Sin embargo, el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Tariq Arian, ha desmentido estas informaciones y ha destacado que el puesto fronterizo sigue en manos de las fuerzas gubernamentales, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Ariana.

Asimismo, el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha asegurado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter que los insurgentes se han hecho con el control del puesto de Torghundi, en la frontera con Turkmenistán, así como con el resto de la localidad.

Los insurgentes se hicieron recientemente con zonas cercanas a la frontera con Tayikistán, forzando a más de mil militares a cruzar al país vecino y provocando que Dusambé movilizara a 20.000 reservistas hacia la zona para intentar garantizar la seguridad.

Los avances en los talibán tienen lugar a pesar de las conversaciones de paz con el Gobierno afgano en Doha y en medio del repliegue de tropas internacionales, que deberá concluir el 11 de septiembre, lo que ha generado dudas sobre la capacidad de las fuerzas de seguridad afganas de hacer frente a los insurgentes.

Contador