Publicado 23/04/2020 16:23:58 +02:00CET

África.- ACNUR alerta de desplazamiento masivo de población por las operaciones militares en el Sahel y el lago Chad

África.- ACNUR alerta de desplazamiento masivo de población por las operaciones
África.- ACNUR alerta de desplazamiento masivo de población por las operaciones - WFP / AURÉLIA RUSEK - Archivo

Unas 70.000 personas se han visto desplazadas en ambas regiones, escenario de violencia yihadista, desde principios de año

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha advertido este jueves de que las operaciones militares contra los grupos islamistas que operan tanto en la cuenca del lago Chad como en el Sahel están provocando un desplazamiento masivo de población, por lo que ha pedido que se garantice una mayor protección de los civiles.

"La seguridad de la población desplazada y sus comunidades de acogida debe ser una prioridad para todas las partes implicadas en este conflicto", ha reclamado la subdirector de la oficina de ACNUR para África Central y Occidental, Aissatou Ndiaye. "Demasiados civiles en el Sahel y la cuenca del lago Chad ya han pagado un alto precio y no se les debería hacer sufrir más", ha reivindicado.

En total, en estas dos regiones, donde operan grupos terroristas vinculados a Al Qaeda, Estado Islámico y otros, unos 3,8 millones de personas se han visto desplazadas y otras 270.000 han buscado refugio en los países vecinos.

Según ACNUR, miles de personas han huido de sus casas desde el pasado 29 de marzo, cuando las fuerzas de seguridad de Níger, Chad, Nigeria y Camerún lanzaron una ofensiva militar contra Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental, en respuesta a los repetidos ataques de ambos grupos islamistas contra civiles y miembros de las fuerzas de seguridad.

En total, en lo que va de año unas 50.000 personas se han visto desplazadas en esta región, lo que incluye a los 25.000 desplazados a raíz de la operación 'Ira de Boma' lanzada por el Ejército chadiano a finales de marzo en la zona del lago con el apoyo de los países vecinos, para la cual se declaró zona de guerra los departamentos de Fouli y Kaya.

A estas hay que sumar, según la agencia de la ONU, los más de 4.000 desplazados por los enfrentamientos a principios de abril en la región de Tillaberi, en el oeste de Níger, mientras que cientos más han cruzado la frontera hacia el vecino Malí, donde también impera la inseguridad.

"Los ataques y contraataques están empujando constantemente a la población que vive en las zonas fronterizas a una mayor miseria y amenazan con aniquilar cualquier avance para forjar su resiliencia", ha lamentado Ndiaye en un comunicado.

Otras 6.000 personas también han huido de Níger hacia Malí, sumándose a los al menos 10.000 malienses desplazados dentro de su propio país por la inestabilidad que impera en toda la región desde enero de 2020.

En el caso de Níger, los socios de ACNUR han contabilizado 191 incidentes con 549 víctimas en los tres primeros meses en localidades en un radio de 50 kilómetros de las fronteras. Estos incidentes incluyen ataques, asesinados, secuestros, robos y extorsión, así como violencia sexual.

Así las cosas, ACNUR ha recordado a los gobiernos sus obligaciones y sus compromisos de proteger a los civiles y evitar que sean víctimas de sus operaciones antiterroristas.