Actualizado 06/02/2012 20:40 CET

Alan García niega haber acordado con Humala el indulto humanitario a favor de Fujimori

Alberto Fujimori
REUTERS

LIMA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El expresidente peruano Alan García ha negado este lunes que haya acordado con su sucesor en el cargo, Ollanta Humala, un eventual indulto por razones humanitarias a favor del exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000), condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

García ha intentado de esta manera disipar los rumores que surgieron el domingo después de una entrevista concedida a la cadena Univisión --con sede en Miami-- en la que afirmó que este polémico asunto había sido abordado en una reunión con Humala.

"Lo conversamos con el presidente Humala cuando ya estaba elegido, en Palacio de Gobierno, y yo le dije: salgamos los dos y tomemos esta decisión, para mí es difícil hacerlo al final del gobierno, me parece un golpe bajo al nuevo gobierno, y para usted es difícil hacerlo comenzando", reveló García en la entrevista.

Estas declaraciones desataron una gran polémica en los medios peruanos, en momentos en los que se espera que la familia de Fujimori solicite ante la justicia el indulto a favor del exmandatario de 73 años, debido a su delicado estado de salud.

"Es totalmente inexacto que el entonces presidente García haya revelado ahora que propuso tal medida al actual jefe de Estado como informa una nota procedente de Miami", señala un comunicado divulgado por la oficina de García.

La nota explica que García y Humala trataron "entre otros temas, el estado de salud" de Fujimori "mencionándose que, en el caso de un agravamiento de este y solo de común acuerdo, por ser un gobierno saliente, se podría proceder a un indulto humanitario".

Sobre Fujimori pesan varias condenas. La más importante es la pena de 25 años de cárcel dictada en abril de 2009 por la matanza de 25 personas en Barrio Alto y La Cantuta y por el secuestro de un empresario y un periodista. Los hechos ocurrieron en la década de los noventa cuando su Gobierno emprendió una lucha contra los subversivos de Sendero Luminoso.

Su hija, la excandidata presidencial Keiko Fujimori, ha reiterado que se encuentran preparando la documentación con la que pretenden demostrar que el exmandatario no está en condiciones de vivir en una prisión por su debilitada salud a consecuencia de las operaciones que le han realizado por un cáncer de lengua y otras dolencias.

Una opción podría ser el indulto por razones humanitarias, según coinciden partidarios y detractores del exmandatario. En este caso, Humala tendría la última palabra, pero antes deberá sopesar las consecuencias que tendría sobre su gobierno cualquier decisión que tome en torno a Fujimori.

Humala aclaró recientemente en una entrevista concedida a Europa Press en Madrid que no se pronunciará sobre este asunto hasta que la familia no formalice su petición ante las instancias judiciales, trámite que podrían realizar en las próximas semanas.