Publicado 07/02/2021 22:56CET

Alemania.- Alemania informa a la OTAN de un gasto militar récord

Soldado del Ejército de Alemania
Soldado del Ejército de Alemania - SACHELLE BABBAR / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El incremento del gasto en defensa es una de las demandas de EEUU a sus aliados

BRUSELAS, 7 Feb. (DPA/EP) -

Alemania ha notificado a la OTAN un gasto militar de 53.030 millones de euros para 2021, lo que representa hasta ahora el mayor gasto en defensa del Gobierno alemán, según informa la agencia de noticias DPA. Esta cifra supone un aumento del 3,2 por ciento en comparación con el año anterior, cuando se estimó un gasto de 51.390 millones de euros.

En el cuartel general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN, por su siglas en inglés) en Bruselas se espera que el aumento del gasto en defensa de países como Alemania pueda contribuir a desactivar la disputa transatlántica sobre un reparto más justo de la carga entre los miembros en la alianza.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha dejado claro recientemente en varias ocasiones que también espera que el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, ejerza presión sobre esta cuestión.

A diferencia de su antecesor, Donald Trump, el nuevo mandatario ha reafirmado su compromiso con la alianza militar occidental, que tiene ya 70 años. Durante una cumbre de la OTAN en 2018, Trump incluso manifestó la posibilidad de que Estados Unidos abandonara la alianza si todos los aliados no disponían del dos por ciento de su producto interior bruto (PIB) en defensa.

Tras un compromiso voluntario de 2014, los aliados fijaron como objetivo el dos por ciento de su PIB en gastos de defensa. "Todos los presidentes estadounidenses de las últimas décadas han defendido un mayor gasto en defensa por parte de los socios europeos de la OTAN", declaró Stoltenberg a DPA en una entrevista a principios de año. Biden ya había pedido antes de ser elegido a los aliados europeos que invirtieran más, señaló Stoltenberg.

Según los últimos cálculos públicos de la OTAN, el gasto alemán en defensa en 2020 equivalía al 1,57 por ciento del PIB, frente al 1,36 por ciento del año anterior. Antes de la crisis del coronavirus se esperaba que el gasto alemán representara aproximadamente un 1,42 por ciento.

Aún no se conoce la tasa estimada para 2021, que es calculada por los expertos de la OTAN a partir de las proyecciones del PIB según de las bases de datos estadísticas internacionales. De acuerdo con las estimaciones, la cifra porcentual de 2021 podría situarse ligeramente por debajo de la de 2020, a pesar del importante aumento del gasto público.

A pregunta de DPA, el Ministerio de Defensa alemán no quiso confirmar ni desmentir estas cifras. "En principio, la situación económica actual ilustra el carácter problemático de la fórmula elegida por la OTAN para evaluar los esfuerzos de los aliados", ha indicado una portavoz.

El Gobierno alemán opina que las cuotas derivadas del PIB son bastante inadecuadas como principal criterio de evaluación para el cumplimiento de las resoluciones de la cumbre de la OTAN de 2014.

El factor decisivo debe ser siempre una ganancia real de sustancia para las Fuerzas Armadas. El objetivo es ampliar objetivos de capacidad de la OTAN y reforzar los compromisos operativos mediante el aumento del gasto en defensa.

Según un reciente informe del semanario alemán 'Der Spiegel', un análisis interno sobre las necesidades financieras para 2022 revela un panorama de unas Fuerzas Armadas pobremente dotadas de modo crónico. Según esta fuente, numerosos proyectos de armamento necesarios para cumplir los objetivos de planificación de la OTAN no pueden realizarse o iniciarse a tiempo con los actuales planes de presupuesto.

La Bundeswehr (Fuerzas Armadas alemanas) teme que debido a las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus se elimine una gran parte del presupuesto militar. "Las necesidades militares de la Bundeswehr existen independientemente de la evolución de la pandemia y de la economía", señalaba sin más comentarios el Ministerio de Defensa germano.

La OTAN tiene una opinión similar. Su secretario general hace hincapié que en vista de las amenazas a la seguridad por parte de Rusia, a los sofisticados ciberataques y el ascenso de China los países que integran la alianza no deben ahorrar en gastos de defensa. "Todo esto ha creado un nuevo entorno de seguridad que requiere aún más inversión en nuestra seguridad", dijo en la reciente entrevista con DPA.

Desde el estallido de la pandemia de coronavirus se pone de manifiesto lo útiles que son las capacidades militares, también para apoyar a los servicios sanitarios civiles, resaltó Stoltenberg.