Publicado 27/10/2021 12:28CET

Alemania.- La confianza de los consumidores alemanes desafía a la inflación y mejora de cara a noviembre, según GfK

Archivo - La calle que lleva a la puerta de Brandeburgo en plena cuarentena por el coronavirus
Archivo - La calle que lleva a la puerta de Brandeburgo en plena cuarentena por el coronavirus - Carsten Koall/dpa - Archivo

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La confianza de los consumidores alemanes apunta a una mejoría en el mes de noviembre, según la estimación de la consultora GfK, que eleva la referencia para el próximo mes hasta los 0,9 puntos, medio punto más que en octubre y su mejor lectura desde abril de 2020, como resultado de la combinación de la menor propensión al ahorro y una mayor propensión al gasto.

"Los ciudadanos alemanes esperan claramente nuevos aumentos de precios y por eso consideran realizar compras, para evitar precios aún más altos", explicó Rolf Bürkl, experto en consumo de GfK, para quien, si el aumento de los precios continúa, "ejercerá presión sobre la confianza del consumidor y retrasará probablemente una recuperación fundamental".

En el mes de octubre, después de las subidas anteriores, las expectativas económicas de los consumidores han experimentado un ligero retroceso, con una bajada de 1,9 puntos del indicador, que se mantiene aún en un nivel muy alto de 46,6 puntos, casi 40 puntos más que hace un año, lo que sugiere que los consumidores siguen confiando en la recuperación de la economía alemana.

Sin embargo, las expectativas de ingresos han bajado 14,1 puntos, hasta los 23,3 enteros, lo que todavía representa un incremento de 13,5 puntos en comparación con el mismo período del año anterior, pero refleja el impacto de los crecientes costes por la inflación, con una reducción del poder adquisitivo y el temor de los empleados a ver caer sus ingresos por el trabajo a tiempo parcial o por recortes de la producción de las empresas debido a la interrupción de las cadenas de suministro.

De este modo, a pesar de la caída de las expectativas económicas y de ingresos, en octubre la propensión a comprar aumentó por segunda vez consecutiva, con un incremento de 6 puntos del indicador correspondiente, que se ha situado en 19,4 puntos, el valor más alto en diez meses, aunque 17,6 puntos por debajo de la lectura de un año antes.