Publicado 25/01/2021 11:02CET

Alemania.- La confianza de los empresarios alemanes cae a mínimos desde el verano por los rebrotes, según Ifo

Imagen de una fábrica de Porsche.
Imagen de una fábrica de Porsche. - PORSCHE - Archivo

BERLÍN, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La confianza de los empresarios alemanes ha registrado en enero un fuerte deterioro después de que la segunda ola de Covid-19 haya paralizado la recuperación de la economía alemana, según refleja el índice elaborado por el Instituto de Investigación Económica de Múnich (Ifo), que se ha situado en 90,1 puntos desde los 92,2 de diciembre, su peor lectura desde el pasado mes de julio.

El dato correspondiente a la evaluación por parte de los empresarios de la presente coyuntura de la economía germana ha empeorado en el arranque de 2021 hasta los 89,2 enteros, respecto de los 91,3 puntos del último mes de 2020, en mínimos desde septiembre. De la misma forma, las expectativas han registrado un importante deterioro, al situarse en los 91,1 puntos, frente a los 93 de diciembre, su nivel más bajo desde junio.

"Las empresas evaluaron su situación actual como peor que el mes pasado. Sus expectativas también eran más pesimistas. La segunda ola de coronavirus ha detenido por ahora la recuperación de la economía alemana", ha explicado el presidente del Ifo, Clemens Fuest.

De este modo y tras ocho subidas mensuales consecutivas, el índice manufacturero cayó en enero por las expectativas notablemente menos optimistas entre las empresas, a pesar de que las evaluaciones de la situación actual fueron considerablemente mejores.

En el sector de servicios, el indicador de clima empresarial del Ifo fue significativamente menor debido al ajuste a la baja de la valoración de las empresas de la situación actual al mismo tiempo que también se mostraron mucho más pesimistas sobre los próximos meses.

En cuanto al comercio, el índice de clima empresarial se desplomó en enero, llegando a entrar en terreno negativo la evaluación de la presente coyuntura, mientras que las expectativas mostraron un mayor pesimismo, generalizado en los sectores minoristas, pero que este mes también se contagió a muchos indicadores del comercio mayorista.

En el caso de la construcción, el clima empresarial también empeoró en enero debido a que la evaluación de la situación actual fue menos positiva, mientras que más empresas se mostraron pesimistas sobre los próximos meses.