Publicado 04/12/2021 09:24CET

Alemania confirma 64.500 nuevos contagios de coronavirus y 378 muertos en las últimas horas

Archivo - Trabajadora antes de una prueba de coronavirus en Alemania
Archivo - Trabajadora antes de una prueba de coronavirus en Alemania - Jan Woitas/dpa-Zentralbild/dpa - Archivo

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Alemania han informado este sábado de otros 64.510 contagios en el último día, después de rebasar en la víspera los seis millones de afectados totales desde el inicio de la pandemia.

Según datos del Instituto Robert Koch, el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, la cifra total de infectados ha alcanzado los 6.116.070, de los cuales 102.946 han perdido la vida, 378 desde el viernes.

En este sentido, la tasa de incidencia alcanza ya los 442,7 casos por cada 100.000 habitantes durante la última semana, con un total de 368.123 casos durante los últimos siete días.

Dada la situación, la canciller alemana, Angela Merkel, anunció el jueves una batería de nuevas restricciones para hacer frente al repunte de contagios que vive el país, entre las que destaca la prohibición de acceso a comercios y restaurantes, eventos culturales y actividades de ocio a aquellas personas que no estén vacunadas.

Merkel informó de las nuevas restricciones tras una reunión entre las autoridades estatales y las federales, donde se ha decidido que la conocida como norma 2G, que ya está en vigor en algunos estados, se aplique a nivel nacional.

Por otro lado, las autoridades también han decidido que las mascarillas serán obligatorias en todas las escuelas, mientras que las discotecas se cerrarán cuando la incidencia en siete días llegue a 350 casos por cada 100.000 habitantes. Asimismo, se restringirá el número de participantes en eventos deportivos, culturales y otros grandes eventos a un máximo del 30 o 50 por ciento del aforo.

NUEVAS RESTRICCIONES

A pesar de las restricciones a nivel federal anunciadas por Merkel el viernes, algunos estados ya han anunciado que endurecerán más las medidas para hacer frente a la cuarta ola de coronavirus.

En el caso del estado de Baden-Wuerttemberg, en el suroeste del país, se deberá presentar en los restaurantes una prueba negativa de COVID-19 aunque los clientes estén vacunados o se hayan recuperado de la enfermedad. Esta medida entrará en vigor el sábado, cuando también se limitará el aforo en grandes concentraciones, como en los partidos de fútbol, a los que solo podrán asistir 750 personas.

También Baja Sajonia ha instaurado este sistema de "vacuna más prueba" para casi todos los ámbitos de la vida pública, así como limitaciones más restrictivas de aforo.

En el caso de Renania del Norte-Westfalia, el estado más poblado de Alemania, las autoridades han indicado este viernes que se adherirán a las normas nacionales, que entrarán en vigor este sábado.

El recrudecimiento de la pandemia se ha materializado este viernes con la muerte de 18 personas en una residencia de ancianos en el estado de Turingia, entre las que 14 no contaban con ninguna de las dosis de la vacunas. Según informa la agencia de noticias DPA, aparentemente los familiares de los residentes habían les habían aconsejado que no se vacunaran.