Alemania.- La Izquierda alemana, favorita para repetir su excepcional mandato en las elecciones del domingo en Turingia

Publicado 26/10/2019 9:39:32CET

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los partidos políticos alemanes cerrarán este sábado la campaña electoral para los disputados comicios del domingo en el estado de Turingia, una nueva prueba de fuego para las formaciones políticas de centro, como la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller, Angela Merkel, y el partido Socialdemócrata (SPD) con el que comparte coalición a nivel nacional.

Ambas formaciones políticas, todavía renqueantes por los resultados de las elecciones del mes pasado en Sajonia y Brandeburgo, van por detrás en unas encuestas que lidera el partido de La Izquierda con entre un 26 y un 29 por ciento de intención de voto.

El dominio estatal del partido de La Izquierda es una anomalía en la política alemana. Es el único estado del país donde el grupo lidera el gobierno en la figura de Bodo Ramelow, también una 'rara avis' de la política del este del país: nació en la antigua Alemania Occidental y es cristiano declarado en la región con el mayor porcentaje de ateos del mundo, un 52 por ciento.

Ramelow gobierna en una coalición con los Verdes y el SPD absolutamente modélica por su equilibrio y compostura, "casi impensable en la Alemania actual", según explicó el propio dirigente a Deutsche Welle.

Su intención en estos comicios es la de enviar un mensaje al Gobierno alemán: una coalición federal con un partido de izquierda prácticamente considerado radical es una opción perfectamente viable.

En el polo opuesto a Ramelow se encuentra una de las figuras más discutidas de la política nacional Björn Höcke, candidato de la AfD, tan volátil que las filas de su partido han intentado expulsarle dos veces, representante del llamado Ala, el sector más duro del partido de ultraderecha, y al que se le ha llegado a acusar de calcar en sus discursos algunas frases del ministro de Propaganda del gobierno Nazi, Josef Goebbels.

Por la parte que toca a la CDU, se espera que la canciller Merkel aparezca en el evento de final de campaña junto a su sucesora designada, Annegret Kramp-Karrenbauer, en la capital del estado, Erfurt. Juntas, intentarán dar un último impulso al electorado para impedir una nueva debacle y un nuevo golpe a la figura de "AKK", como se la conoce en los medios.

También se ha puesto en marcha un importante dispositivo policial para contener las múltiples manifestaciones que saldrán a las calles del estado a lo largo de todo el día, aunque no se esperan disturbios de consideración.