Publicado 02/05/2021 01:58CET

Alemania.- Las manifestaciones del 1 de mayo se vuelven violentas en varias ciudades alemanas

01 May 2021, Hamburg: Police officers speak to a demonstrator outside Schlump underground station during a protest on May Day, International Workers' Day. Photo: Daniel Reinhardt/dpa
01 May 2021, Hamburg: Police officers speak to a demonstrator outside Schlump underground station during a protest on May Day, International Workers' Day. Photo: Daniel Reinhardt/dpa - Daniel Reinhardt/dpa

BERLÍN, 2 May. (DPA/EP) -

Violentos enfrentamientos entre la Policía y los participantes han empañado las concentraciones para conmemorar el 1 de mayo este sábado en múltiples ciudades alemanas, en un día en el que miembros de la izquierda y la derecha habían reunido a multitudes para protestar por diversos asuntos, desde las condiciones sociales hasta las restricciones del coronavirus.

Una marcha organizada por un grupo de izquierdas y anunciada como "Manifestación Revolucionaria del 1 de mayo" ha concluido prematuramente cuando la multitud se ha alborotado tanto que el propio organizador se ha quejado de haber sido agredido.

Otra en Berlín se ha suspendido a mitad de camino, pero no antes de que se hubieran unido unos 8.000 participantes. Después de que la marcha se hubiera dado por terminada, la Policía ha asegurado que seguía enzarzada con algunos rezagados. Unas 240 personas han sido detenidas y al menos un coche ha sido incendiado.

Las fuerzas de seguridad han respondido con spray pimienta mientras los miembros de la protesta han lanzado botellas y piedras. Tres agentes han resultado heridos por los fuegos artificiales lanzados por los asistentes y, según una estimación inicial, unos 20 miembros de los servicios de emergencia han resultado heridos por la violencia desatada.

La jefa de la Policía de Berlín, Barbara Slowik, ha condenado los ataques, calificándolos de "inaceptables".

Antes de que se disolviera la marcha, la gente ondeaba banderas, llevaba carteles y gritaba consignas contra la Policía. Algunos de los asistentes estaban ebrios, según ha confirmado la Policía.

El acto ha comenzado con retraso, ya que la gente no ha respetado las normas de distanciamiento social, y las fuerzas de seguridad han solicitado en repetidas ocasiones a los participantes que cumplieran las normas, utilizando altavoces.

Por otro lado, a primera hora de la jornada, 10.000 ciclistas han asistido a una concentración anticapitalista en el barrio de Grunewald, mientras que otros tantos manifestantes han acudido a una concentración en la que se pedía la reapertura de los clubes y la vida cultural.

Mientras tanto, en el distrito oriental de Lichtenberg, 200 personas se han reunido para protestar contra las medidas de lucha contra la pandemia, un acto que se ha replicado en decenas de otras ciudades del territorio alemán.

En Hamburgo, la Policía ha utilizado cañones de agua para disolver una concentración frente al centro cultural de izquierdas Rote Flora, donde cientos de personas se habían reunido por la tarde, sin respetar las normas de distanciamiento social.

Más tarde, la policía de Hamburgo ha interrumpido una manifestación de izquierdas no autorizada y ha retenido a unos 150 asistentes en el Luhmühlen Park de St Georg.

Más de 3.000 personas han acudido a una marcha en Frankfurt, según la Policía, que ha detenido a algunos participantes por lanzar fuegos artificiales y atacar a las fuerzas de seguridad, y por lo que han utilizado cañones de agua para dispersar la manifestación.

A medida que avanzaba el día, la violencia se ha agravado en el evento, que se anunciaba como un "Día de la Furia". Al menos dos manifestantes han necesitado atención médica y varios agentes de Policía también han resultado heridos.

En la ciudad de Leipzig, en el este del país, la Policía también ha sido atacada con objetos y petardos por dispersar una manifestación, y varias personas han sido detenidas.

En Erfurt, la policía ha asegurado que 240 vehículos han participado en una caravana convocada por la ultraderechista Alternativa para Alemania, mientras que 170 personas han participado en una marcha del Partido Nacionaldemócrata de Alemania de extrema derecha en Greifswald.

La mayor manifestación en Baviera ha sido la que ha reunido a 7.500 motoristas en Núremberg para oponerse a la posible prohibición de conducir durante el fin de semana.

A pesar de estos disturbios, muchos actos para conmemorar el día se han celebrado por Internet, para evitar la propagación de los contagios.

En el marco de la celebración del Día de los Trabajadores, la canciller, Angela Merkel, ha elogiado a las personas por su trabajo durante la pandemia. "Son precisamente las profesiones que de otro modo no reciben tanta atención las que han mantenido al país en pie", ha precisado.

El hecho de que muchos hayan trabajado desde sus casas durante meses es "una gran ayuda" mientras el país se enfrenta al virus, ha subrayado a través de un vídeo.

Mientras tanto, la confederación sindical DGB ha organizado su principal manifestación al estilo tradicional en Hamburgo bajo el lema "La solidaridad es el futuro".

"No permitiremos que los empresarios utilicen la pandemia como excusa para recortar puestos de trabajo, deslocalizarlos y practicar el 'dumping' salarial", ha agregado el líder de la DGB, Reiner Hoffmann, que ha pedido una mayor inversión para forjar el futuro.

Contador