Publicado 20/02/2021 16:36CET

Alemania.- Miles de berlineses conmemoran el primer aniversario de la masacre xenófoba de Hanau

20 February 2021, Berlin: A participant holds a placard reading "Remembrance - Justice - Clarification - Consequences" during a demonstration to commemorate the victims of the right-wing extremist attack in Hanau on 19 February 2020. Photo: Christophe Gat
20 February 2021, Berlin: A participant holds a placard reading "Remembrance - Justice - Clarification - Consequences" during a demonstration to commemorate the victims of the right-wing extremist attack in Hanau on 19 February 2020. Photo: Christophe Gat - Christophe Gateau/dpa

BERLÍN, 20 Feb. (DPA/EP) -

Unas 4.000 personas han conmemorado este sábado en Berlín el primer aniversario de la masacre xenófoba cometida en la ciudad de Hanau, en la que un extremista mató a tiros a diez personas, la mayoría descendientes de extranjeros, antes de matar a su madre y quitarse la vida.

Antes de cometer estos asesinatos en la ciudad, cercana a Frankfurt, el asesino, identificado como Tobias R., publicó en Internet varios panfletos con teorías conspiratorias.

En los textos no había menciones racistas ni de ultraderecha, dos rasgos que caracterizaron el atentado xenófobo. Primero, el individuo abrió fuego en un bar de shishas en el centro de Hanau, donde mató a un individuo, y poco después se desplazó a otro local de pipas de agua situado a unos dos kilómetros, en un barrio del oeste, donde protagonizó otro tiroteo en el que acabó con la vida de nueve personas.

Tras los dos tiroteos, el hombre se desplazó en coche hasta su casa y allí mató a su madre, de 72 años de edad, antes de suicidarse, según el relato del Ministerio del Interior de Hesse.

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, ratificó poco después la naturaleza del atentado y minimizó la influencia del estado psicológico del asaltante. "El móvil racista es incontestable y no vamos a relativizarlo", ha zanjado.

La marcha ha comenzado en el barrio berlinés de Neukoelln, donde residen muchos descendientes de inmigrantes, y ha seguido por la ciudad con carteles como "Hanau no ha sido un incidente aislado".

El ataque dejó una comunidad desolada y críticas a las autoridades, a las que han acusado tanto de no impedir el ataque como de falta de asistencia a las familias de las víctimas.