Publicado 20/03/2021 16:16CET

Alemania.- Nuevos enfrentamientos entre Policía y manifestantes contra las restricciones en Alemania

BERLÍN, 20 Mar. (DPA/EP) -

Policías y manifestantes se han enfrentado este sábado en una multitudinaria protesta contra las restricciones frente al coronavirus en la ciudad alemana de Kassel, en el centro del país.

Varios miles de personas se reunieron en el centro de Kassel para la manifestación, que no contaba con autorización en ese lugar, y a pesar de las advertencias de los uniformados. La mayoría de ellas no usaba mascarilla, como se requería.

Cuando los manifestantes intentaron romper la línea policial, la Policía empleó sus bastones y gas pimienta para dispersarlos. También hubo enfrentamientos con personas que participaban en marchas contrarias. Las escaramuzas se han saldado con un número no concretado de detenidos.

Muchos de los manifestantes eran seguidores del movimiento anticuarentena Querdenken (Pensamiento lateral), integrado por negacionistas de la pandemia, activistas de derecha y antivacunas.

La ciudad de Kassel había prohibido las concentraciones debido al alto número de infecciones de coronavirus. Finalmente se habían autorizado dos puntos de la ciudad para manifestarse. En uno podían reunirse hasta 5.000 personas y en otro un máximo de 1.000. Además, se requería mantener distancia y usar mascarrilla.

La Policía estimó el número de participantes de la protesta en unos 10.000 en todo el centro de la ciudad. En lugar autorizado para la manifestación, en la periferia, se reunieron pocas personas. Sin embargo, más tarde se encontraron allí varios hombres y mujeres para protestar contra la política seguida por Alemania en la lucha contra el coronavirus.

En la plaza central de Friedrichsplatz había por la tarde un ambiente de casi gran picnic, debido al tiempo soleado, sin que se mantuvieran demasiado las distancias, según relataron testigos. La gente hizo caso omiso de las peticiones de las fuerzas del orden de trasladarse a la zona de reunión autorizada.

La Policía tuvo un amplio despliegue y contó con apoyo desde los estados federados de Renania del Norte-Westfalia, Turingia y Renania-Palatinado. También participó del operativo la Policía Federal y hubo carros con cañones de agua y helicópteros. Los organizadores de la protesta habían anunciado que habría unas 17.500 personas en el lugar.