Publicado 01/07/2020 13:39CET

Alemania.- Registran las oficinas de Wirecard en relación con el fraude contable que provocó la quiebra de la fintech

Alemania.- Registran las oficinas de Wirecard en relación con el fraude contable
Alemania.- Registran las oficinas de Wirecard en relación con el fraude contable - Matthias Balk/dpa

MÚNICH (ALEMANIA), 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Múnich ha llevado a cabo este miércoles el registro de varias instalaciones de la firma alemana de servicios de pago Wirecard, incluida la sede de la fintech, en relación con las presuntas irregularidades contables detectadas tras destaparse un agujero de 1.900 millones de euros en las cuentas de la empresa, que se declaró en suspensión de pagos la semana pasada.

Según indicó una portavoz de la Fiscalía de Múnich, desde primera hora de hoy una docena de fiscales al mando de 33 agentes de polícia y de especialistas informáticos han llevado a cabo los registros de los cinco edificios, tres de ellos en Múnich, incluyendo la sede de Wirecard en la localidad de Aschheim, y otros dos en Austria.

"Se trata principalmente de las acusaciones, que también son la base de la investigación contra el ex consejero delegado Markus Braun, contra quien se emitió una orden de arresto por información falsa y manipulación del mercado", apuntó la portavoz, subrayando que en vista del alcance esperado de las evidencias a ser aseguradas, la operación de registro a gran escala requirió una preparación intensiva.

"Por razones tácticas, actualmente no podemos proporcionar más información sobre nuestras investigaciones", añadió.

Según el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung', entre los edificios objeto del registro por parte de las autoridades se contaría el domicilio en Viena del propio Markus Braun, de nacionalidad austriaca, quien se encuentra en libertad bajo fianza.

Markus Braun fue detenido el lunes de la semana pasada, días después de haber dimitido como consejero delegado de Wirecard, aunque fue puesto un día después en libertad tras el pago una fianza de 5 millones de euros y la obligación de comparecer semanalmente ante la Policía.