Publicado 22/10/2020 19:07CET

Alemania.- La UE impone sanciones a dos altos cargos y una entidad rusa por el ciberataque contra el Bundestag de 2015

Alemania.- La UE impone sanciones a dos altos cargos y una entidad rusa por el c
Alemania.- La UE impone sanciones a dos altos cargos y una entidad rusa por el c - PIXABAY - Archivo

BRUSELAS, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de la Unión Europea ha anunciado este jueves la aprobación de sanciones contra dos altos cargos rusos y una entidad también rusa como responsables del ciberataque contra el Parlamento federal alemán, Bundestag, que tuvo lugar en 2015.

De esta forma, la UE ha acordado la imposición de medidas restrictivas como la congelación de bienes en la UE y la prohibición de viajar al bloque al agente de Inteligencia ruso, Dmitri Badin, al que se atribuye la ejecución del ataque y a Igor Kostyukov, actual jefe del Mando Principal del Estado Mayor de la Defensa de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, como responsable del mismo.

El ciberataque iba dirigido contra el sistema de información del Bundestag y afectó a su funcionamiento durante varios días. Se sustrajo una cantidad significativa de datos y se vieron afectadas las cuentas de correo electrónico de varios diputados así como de la canciller alemana, Angela Merkel.

Según la explicación razonada de las sanciones, también se atribuye a la Inteligencia de Rusia un intento de pirateo de la red wifi de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en los Países Bajos en abril de 2018.

La entidad que será objeto de las medidas punitivas es el Centro Principal de Servicios Especiales (GTsSS) del Mando Principal del Estado Mayor de la Defensa de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, institución a la que la UE sitúa detrás de estos ataques.

Con estas personas, el número de individuos incluidos en el régimen de sanciones por ciberamenazas asciende a ocho, además de cuatro entidades. Estas restricciones forman parte de las medidas previstas en el marco de la Unión para una respuesta diplomática conjunta a las actividades informáticas malintencionadas y son un instrumento crucial de disuasión y de respuesta frente a esas actividades.