Publicado 18/05/2020 21:47CET

AM-O.Próximo.-El ministro de Exteriores israelí ve en el plan de Trump un "oportunidad histórica" para definir fronteras

Gantz promete trabajar para aplicar todos los aspectos del conocido como 'acuerdo del siglo'

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El nuevo ministro de Exteriores de Israel, Gaby Ashkenazi, ha asegurado que el plan de paz presentado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, representa una "oportunidad histórica" para que el Estado hebreo defina sus fronteras, si bien ha apuntado que la anexión de territorios de Cisjordania requiere "coordinación".

Ashkenazi, de la alianza Azul y Blanco que lidera el exjefe de las Fuerzas Armadas Benny Gantz, ha esbozado las prioridades de su mandato en el arranque del Ejecutivo de coalición, que estará liderado durante los próximos 18 meses por Benjamin Netanyahu, líder del Likud.

El nuevo jefe de la diplomacia ha arrancado su mandato destacando las "oportunidades" que tiene Israel por delante, entre las cuales el denominado 'acuerdo del siglo' de Trump es "un hito significativo". Supone, a su juicio, "una oportunidad histórica para definir el futuro y las fronteras de Israel en las próximas décadas".

Dicho plan plantea la anexión de hasta un 30 por ciento de Cisjordania, paso que Netanyahu ha prometido dar pronto a pesar de la controversia generada, en la medida en que supondría anular 'de facto' las aspiraciones de los palestinos de contar con un Estado propio conforme a las fronteras previas a 1967.

Ashkenazi ha apuntado que este movimiento podría amenazas las relaciones con los vecinos Egipto y Jordania --"importantes aliados"--, por lo que ha abogado por dar cualquier paso "de forma responsable y en coordinación con Estados Unidos, manteniendo los tratados de paz y los intereses estratégicos del Estado de Israel", según 'The Jerusalem Post'.

En relación a Irán, el flamante ministro de Exteriores israelí ha apostado por dar la "batalla diplomática" para frenar la "amenaza". "Debemos seguir actuando con todas las herramientas que tenemos en el ámbito diplomático, junto a acciones en el ámbito de la defensa", ha agregado.

Por su parte, Gantz, quien ha asumido el cargo de ministro de Defensa, ha sostenido que trabajará para aplicar todos los aspectos del conocido como 'acuerdo del siglo', si bien no se ha pronunciado abiertamente a favor del plan de anexión impulsado por Netanyahu.

"Mantendremos nuestra fortaleza para aprovechar las oportunidades regionales en general y hacer avanzar el plan de paz del Gobierno estadounidense y Trump, así como todo lo que contiene", ha señalado.

Asimismo, ha recalcado que pretende encabezar un programa multianual que permita al Ejército y a la comunidad de defensa hacer frente a las "amenazas actuales y los desafíos futuros", según ha recogido el diario 'The Times of Israel'.

El titular saliente de la cartera, Naftali Bennett, ha pedido a Gantz que continúe la campaña contra Irán en Siria y ha destacado que Teherán "ha iniciado un proceso de retirada" del país árabe.

"El trabajo tiene que ser completado. Hemos incrementado el número de ataques contra las fuerzas iraníes y la Fuerza Quds en Siria", ha sostenido, en un reconocimiento de los últimos bombardeos en el país.

CRÍTICAS DESDE PALESTINA

El conocido como 'acuerdo del siglo' señala a Jerusalén como la capital "indivisible" de Israel, que retendría el control de las colonias judías y del valle del Jordán, mientras que Palestina tendría su capital en una zona de Jerusalén Este ubicada fuera de la barrera de seguridad instalada por Israel. Asimismo, niega el derecho al retorno a los refugiados palestinos.

El Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) advirtió el viernes de que cancelará "inmediatamente" todos los acuerdos con Israel en caso de que siga adelante con sus planes, algo que ya hizo días antes el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

Asimismo, la Autoridad Palestina afirmó a finales de abril que llevará a Israel ante la Justicia internacional en caso de que decida poner en marcha un plan de anexión, tal y como contempla el acuerdo de Gobierno entre el primer ministro y Gantz.

El acuerdo de Gobierno contempla que Netanyahu pueda presentar a partir del 1 de julio a votación "el acuerdo alcanzado con Estados Unidos sobre la aplicación de la soberanía (en Cisjordania) para la aprobación del Gobierno y el Parlamento".

Por su parte, la Liga Árabe advirtió el 30 de abril que el plan del Gobierno de Israel para supondría "un nuevo crimen de guerra", tras una reunión extraordinaria a petición de las autoridades palestinas para abordar el asunto.