Publicado 28/06/2021 17:27CET

América del Norte bate récord de temperaturas en una ola de calor "histórica y peligrosa"

09 June 2021, Canada, Montreal: A child plays in the water of a fountain in Montreal to cool himself from the heat. Photo: Ryan Remiorz/The Canadian Press via ZUMA/dpa
09 June 2021, Canada, Montreal: A child plays in the water of a fountain in Montreal to cool himself from the heat. Photo: Ryan Remiorz/The Canadian Press via ZUMA/dpa - Ryan Remiorz/The Canadian Press / DPA

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El oeste de América del Norte está afectada por una "intensísima ola de calor" que está batiendo récords históricos de temperaturas, según ha informado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Rubén del Campo, que señala que de acuerdo con los datos del gobierno de Canadá, este domingo en Lytton, en la Columbia Británica, se alcanzaron 46,6 grados centígrados (ºC).

Se trata, según el portavoz, de una temperatura que supera en 1,6ºC el anterior récord nacional, que se registró en 1937 con 45ºC. Precisamente, ha recordado que Canadá está "bastante más al norte" que España, donde la temperatura máxima oficial se alcanzó el 13 de julio de 2017 cuando en Córdoba se registraron 46,9ºC, apenas tres décimas por encima del récord de este domingo en el país norteamericano. "Es un dato muy significativo", ha comentado Del Campo.

Además, ha añadido que el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos ha calificado esta ola de calor como "histórica y peligrosa" y a precisado que este domingo ciudades como Portland o Seattle batieron sus anteriores récord de temperatura máxima ya que alcanzaron 43ºC y 40ºC respectivamente. Asimismo, ha advertido de que de acuerdo con las predicciones se podrían lograr nuevas efemérides de temperatura máxima este lunes.

"Son temperaturas casi veinte grados superiores a lo normal, aunque en algunas zonas de los estados de Oregon, Washington y Idaho se alcanzarán este lunes y el martes registros entre veinticinco y treinta grados por encima de lo normal. Son valores muy, muy extremos", ha destacado.

Del Campo ha señalado que aún es necesario realizar estudios atribución para encontrar su relación con el cambio climático, pero es un hecho que está muy claro, ya que la probabilidad de que se produzcan actualmente este tipo de episodios extremos de calor en todo el mundo es ya mucho mayor que en décadas anteriores.

En todo caso, ha afirmado que la frecuencia de olas de calor está aumentando en España en la última década. En concreto, en la década de 2011 a 2020 el número de olas de calor duplicó al número de olas de calor que se registraban en las décadas anteriores.

De este modo, apunta que en España, aunque el calor "va a ir apretando" y la semana terminará con temperaturas "bastante altas" sobre todo en el este, "no se espera" alcanzar valores "tan extremos como estos de América del Norte".

JULIO COMIENZA CON EPISODIO DE CALOR EN ESPAÑA

En este contexto, Meteored avisa de que aunque con valores no tan altos, el mes de julio llegará con un episodio de calor, puesto que espera la llegada el miércoles de una masa de aire cálido procedente del norte de África.

Así, después de un mes de junio marcado por las sucesivas entradas de masas de aire templadas o frías, para el meteorólogo de Meteored Samuel Biener, julio llegará con valores de más de 40ºC por lo que ha pronosticado que podría producirse "la primera ola de calor" a partir de la llegada de esta masa de aire cálida.

De ese modo, ha precisado que el miércoles se superarán los 38ºC en el valle del Guadalquivir, aunque se producirán algunas precipitaciones en los Pirineos y en Cataluña que podrían extenderse a la cordillera Cantábrica el jueves, una jornada, ya 1 de julio, en la que se superarán los 35ºC en capitales del centro y del sur.

El fin de semana las temperaturas seguirán subiendo y se acercarán o superarán los 40ºC el sábado en Andalucía, Región de Murcia, el interior y prelitoral de la Comunidad Valenciana, el sureste de Castilla-La Mancha, la depresión central catalana y puntos del Valle del Ebro.

Respecto a Canarias, también espera un ascenso isotérmico, que dejará temperaturas nocturnas muy altas, que se juntarán al polvo en suspensión y a algunas tormentas en las zonas montañosas del norte del archipiélago.

No obstante, pese a este primer episodio de calor, el meteorólogo de Meteored coincide con el portavoz de la AEMET en que de momento no se puede afirmar que vaya a constituir una ola de calor.