AMLO asegura que el Ejército de México ha descubierto una manguera clandestina en una refinería de Pemex

Actualizado 09/01/2019 8:40:41 CET
Reuters - Archivo

   CIUDAD DE MÉXICO, 8 Ene. (Reuters/Notimérica) - -

   El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha reivindicado la intervención militar en una refinería en Salamanca, en el centro del país, asegurando que la presencia del Ejército ha reducido el robo de combustible y ha dejado al descubierto una instalación clandestina que conectaba una serie de tanques de gasolina de la planta a depósitos externos.

   El mandatario ha dicho que una de sus prioridades es acabar con el robo de combustible, el cual en 2018 alcanzó los 3.000 millones de dólares. Según ha indicado, el robo de combustible sucede en gran medida desde dentro de la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

   "Ayer en Salamanca se encontró una instalación clandestina de los tanques de gasolina hacia un depósito fuera de la refinería con una manguera de tres kilómetros, esto fue descubierto por el Ejército", ha indicado López Obrador en su habitual conferencia de prensa matutina.

   La refinería de Salamanca, en el central estado Guanajuato, tiene una capacidad para procesar 220.000 barriles por día (bpd). Sin embargo, según las cifras más recientes de Pemex, tan solo procesó 77.308 bpd en noviembre y apenas 23,656 bpd de gasolinas.

   La intervención del Ejército es parte del plan anunciado el mes pasado por López Obrador, que incluye el cierre de conductos que transportan combustible desde refinerías para evitar que sean "ordeñados" y el aumento del suministro vía camiones tanque.

   El suministro por tierra ha sido insuficiente, lo que ha causado una severa escasez en varios estados donde automovilistas esperan durante horas para llenar sus tanques en un país que importa la mayor parte de las gasolinas que consume.

   "No es en vano, vamos a acabar con la corrupción", destacó López Obrador, quien ha prometido la rápida construcción de una refinería con la que, asegura, se suplirá parte del consumo local.

   El presidente ha agregado que el abasto se irá normalizando y que desde que se lanzó la ofensiva se ha logrado una fuerte disminución de robo de camiones tanque, lo que ha significado un ahorro de 2.500 millones de pesos (129 millones de dólares).

   "Vamos logrando el propósito de que no se roben los combustibles, antes del plan (...) el promedio era 787 pipas diarias (robadas), con el plan se ha bajado a 177 pipas diarias", señaló. (1 dólar = 19.3663 pesos mexicanos)

Para leer más