Publicado 24/02/2021 15:25CET

Amnistía revoca el estatus de "preso de conciencia" a Navalni por su retórica antimigratoria y nacionalista

Archivo - Un joven con una bandera de Rusia en una manifestación en Berlín en apoyo al oposito Alexei Navalni.
Archivo - Un joven con una bandera de Rusia en una manifestación en Berlín en apoyo al oposito Alexei Navalni. - OMER MESSINGER/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha revocado este miércoles el estatus de "preso de conciencia" al opositor ruso Alexei Navalni tras analizar su retórica antimigratoria y nacionalista utilizada en el pasado.

La organización, que lo había denominado así tras su detención el pasado 17 de enero cuando regresó a Rusia tras ser tratado en Alemania después de sufrir un envenenamiento, ha tomado la decisión ahora de "dejar de llamarlo preso de conciencia por los comentarios realizados en el pasado" por el disidente.

En un comunicado, AI ha explicado que esto se debe a los comentarios realizados por Navalni a mediados de los 2000, cuando rozaba el "delito de odio", lo que "contradice la definición de la organización de un preso de conciencia".

La organización había tomado la decisión de atribuirle dicho estatus por considerar que las autoridades rusas estaban llevando a cabo una "campaña implacable" contra el opositor, según informaciones del diario 'The Moscow Times'.

Navalni no ha llegado nunca a renunciar de forma explícita a sus declaraciones nacionalistas y, cuando se encontraba en Berlín ingresado llegó a decir a los medios de comunicación que "seguía teniendo las mismas opiniones que cuando entró por primera vez en política".

No obstante, AI ha indicado que seguirá pidiendo la puesta en libertad de Navalni y, en esta línea, la semana pasada presentó unas 200.000 firmas recabadas en unos 70 países para exigir su liberación.

La decisión de la ONG ya se ha topado con críticas en las redes sociales, donde muchos cuestionan por qué solo aquellos que tengan "opiniones políticas aceptables" pueden ser considerados presos de conciencia.

El arresto del opositor el pasado mes ha suscitado protestas a nivel nacional que se han saldado con más de 12.000 detenidos. El político de 44 años ha sido condenado a cumplir dos años y medio de prisión después de que la Justicia rusa hiciera efectiva una sentencia suspendida que fue dictada en 2014.