Publicado 25/05/2021 11:20CET

AMP.- Afganistán.- Australia cerrará su Embajada en Kabul ante la retirada de tropas internacionales de Afganistán

El primer ministro de Australia, Scott Morrison
El primer ministro de Australia, Scott Morrison - AAPIMAGE / DPA

El Gobierno anuncia la muerte de más de 180 presuntos talibán en varias operaciones

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Australia ha anunciado este martes que procederá al cierre de su Embajada en Kabul ante la "inminente retirada militar internacional" de Afganistán y, si bien ha resaltado que se trata de una "medida interina", no ha facilitado una posible fecha para su reapertura.

El primer ministro, Scott Morrison, y la ministra de Exteriores, Marise Payne, han indicado en un comunicado conjunto que Australia "volverá al modelo de acreditaciones de visita para la representación diplomática en Afganistán, utilizado desde el inicio de relaciones diplomáticas en 1969 hasta 2006".

"Nuestra representación residencial en Afganistán y la Embajada australiana en Kabul serán cerradas", ha dicho, al tiempo que ha detallado que esto tendrá lugar el 28 de mayo. "Australia espera que esta medida sea temporal y que retomemos una presencia permanente en Kabul una vez que lo permitan las circunstancias", ha sostenido.

Canberra ha argüido que "esta forma de representación diplomática es una práctica común en todo el mundo" y que "no altera el compromiso con Afganistán o su pueblo". En este sentido, ha hecho hincapié en que "funcionarios del Ministerio de Exteriores visitarán Afganistán de forma regular desde puestos residenciales en la región".

De esta forma, ha sostenido que "la salida de Afganistán de las fuerzas internacionales, y por lo tanto de las fuerzas australianas", durante los próximos meses aumenta el clima de incertidumbre a nivel de seguridad, en el que al Gobierno se le ha trasladado que los acuerdos de seguridad no podrían ser garantizados para apoyar la presencia diplomática".

Morrison y Payne han señalado que durante la reciente visita de la ministra a Kabul se trasladó el "apoyo" de Australia al Gobierno afgano y han añadido que "Australia sigue comprometido con las relaciones bilaterales con Afganistán y seguirá apoyando la estabilidad y el desarrollo de Afganistán, en concierto con otras naciones".

Así, han mostrado su "orgullo" por "haber trabajado durante los últimos 20 años para ayudar a Afganistán a protegerse de su explotación como base para grupos terroristas, hacer frente a la desigualdad, contribuir a mejorar los derechos y la calidad de vida de mujeres y niñas".

"Australia sigue comprometido a apoyar una resolución pacífica liderada por afganos del conflicto en Afganistán y a ayudar a preservar los avances de los últimos 20 años", han dicho, antes de destacar que en este periodo se han registrado "mejoras significativas en la escolarización, el acceso a la sanidad y la representación de las mujeres en política".

"Sabemos que hay más que hacer, y nuestros compromisos de desarrollo y humanitarios serán materializados durante los próximos años", ha reseñado Canberra, que ha reiterado su apoyo a "un acuerdo de paz justo, duradero y resiliente que esté liderado y sea propiedad de Afganistán y que dé prosperidad al pueblo afgano".

ATAQUES Y NUEVAS OPERACIONES

Durante la jornada, al menos seis personas --tres civiles y tres militares-- han resultado heridas a causa de dos explosiones registradas en el distrito de Qarabag, situado al norte de Kabul, tal y como han confirmado las autoridades del país centroasiático.

El gobernador del distrito, Mohamad Hanif Sediqi, ha indicado que el primer incidente ha tenido lugar al paso de un vehículo militar en la aldea de Logariha, mientras que la segunda explosión ha tenido lugar minutos más tarde en esta misma zona, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Además, el Ministerio de Defensa afgano ha anunciado a través de su cuenta en la red social Twitter la muerte de más de 185 presuntos talibán en operaciones llevadas a cabo durante las últimas 24 horas, en las que han resultado heridos más de 130 supuestos insurgentes.

El Ministerio ha señalado además que un total de 41 personas, entre ellas 19 miembros de las fuerzas de seguridad, han sido liberados de centro de detención de los talibán en el distrito de Pashtún Zargún, situado en la provincia de Herat (norte), una operación que se ha saldado con la muerte de siete miembros del grupo.

Los talibán han incrementado sus ofensivas durante los últimos meses, a pesar del inicio en septiembre de un proceso de conversaciones de paz con el Gobierno afgano en la capital de Qatar, Doha, y en medio del repliegue de las tropas internacionales.

Los avances de los insurgentes han provocado preocupación ante la posible falta de capacidad de las fuerzas de seguridad afganas para hacer frente a los talibán, que amenazan con seguir ganando terreno, lo que podrían usar en su favor en las negociaciones de paz.

Contador