Publicado 22/04/2021 10:52CET

AMP.- Afganistán.- EEUU reitera el apoyo a Afganistán y prepara un paquete de ayuda adicional de 250 millones de euros

Archivo - Dos niñas en una casa en Afganistán
Archivo - Dos niñas en una casa en Afganistán - SAVE THE CHILDREN - Archivo

La ONU subraya que "no pausará sus trabajos" en apoyo a las negociaciones de paz

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha reiterado este miércoles que, a pesar de la retirada de las tropas del país, continuará proporcionando ayuda a Afganistán, por lo que está trabajando para aprobar un paquete de asistencia adicional de 300 millones de dólares (casi 250 millones de euros).

"El presidente (Joe) Biden dejó claro que aunque Estados Unidos retirará las fuerzas militares de Afganistán, nuestro apoyo al país continuará", reza un comunicado del Departamento de Estado firmado por su titular, Antony Blinken.

Con este objetivo, la Administración Biden está trabajando con el congreso para proporcionar casi 300 millones de dólares (casi 250 millones de euros) "en asistencia civil adicional para Afganistán en 2021 tanto del Departamento de Estado como de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional", que demostrará el "apoyo duradero" de Washington a Kabul.

Este paquete de ayuda se destinará a "mantener y aprovechar los logros de los últimos 20 años mejorando el acceso a los servicios esenciales para los ciudadanos afganos, promoviendo el crecimiento económico, luchar contra la corrupción y el tráfico de estupefacientes, mejorar la prestación de servicios de salud y educación, apoyar el empoderamiento de las mujeres, mejorar los mecanismos de resolución de conflictos y reforzar la sociedad civil afgana y los medios de comunicación independientes".

Conforme Estados Unidos vaya retirando sus tropas, reseña el comunicado, se utilizará la asistencia civil y económica para "promover una paz justa y duradera para Afganistán y un futuro más brillante para el pueblo afgano".

Biden ha confirmado que a partir del 1 de mayo comenzará a producirse de manera "ordenada" la salida de las tropas estadounidenses de Afganistán, puesto que las razones para permanecer allí son "cada vez más confusas". El proceso, que debía terminar precisamente el 1 de mayo, según el acuerdo de paz firmado en 2020 con los talibán, concluirá el 11 de septiembre.

Por su parte, la enviada especial de Naciones Unidas para Afganistán, Deborah Lyons, ha afirmado tras sus consultas en Doha con el Gobierno, los talibán y los socios internacionales que el organismo "no pausará sus trabajos" en apoyo a las negociaciones de paz, que arrancaron en septiembre en la capital de Qatar.

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha señalado a través de su cuenta en la red social Twitter que Lyons, quien encabeza la misión, mantendrá sus contactos "para mantener el foco en los esfuerzos de paz y el camino hacia un acuerdo para una paz justa y duradera".

Así, ha hecho hincapié en que el nuevo aplazamiento de la cumbre en Estambul "da otra oportunidad a las partes afganas para demostrar progresos en las negociaciones de paz en Doha". "No deben reducirse los esfuerzos afganos para lograr la paz", ha sostenido.

En este sentido, ha apuntado que "la ONU aumentará su compromiso en apoyo a la paz afgana y el fin de la guerra en Afganistán y que "la UNAMA continuará su trabajo con mujeres, jóvenes, medios, víctimas y sociedad civil para apoyar su papel vital en el desarrollo de una paz inclusiva".

El Gobierno de Turquía anunció el martes un nuevo aplazamiento de la conferencia de paz sobre Afganistán en la ciudad de Estambul, en esta ocasión hasta después del mes de Ramadán, que concluye el 12 de mayo, debido a la negativa de los talibán a participar en la misma.

La cumbre, inicialmente prevista para el 16 de abril, fue aplazada poco antes de dicha fecha hasta el 24 de abril, después de que los talibán afirmaran que no estaban en disposición de acudir. La intención era que se celebrara antes del 1 de mayo para abordar el proceso de repliegue de tropas estadounidenses del país centroasiático.

En este contexto, el país asiático se ha visto sumido en un repunte de la violencia en los últimos meses pese al inicio de conversaciones de paz en septiembre entre el Gobierno afgano y los talibán, que hasta ahora han logrado pocos avances.

Así, al menos cuatro personas murieron --tres estudiantes y un funcionario-- en un ataque ejecutado en la noche del miércoles por supuestos talibán en el distrito de Daulatyar, situado en la provincia de Ghor (centro), según ha confirmado el gobernador provincial, Abdulzahir Faiz Zada.

"Estas personas venían de Kabul y querían llegar al distrito de Lal Sarjang de Ghor, pero los talibán pararon su vehículo y los mataron", ha señalado, tal y como ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Por otra parte, un policía murió y otros tres resultaron heridos en otro ataque en la noche del miércoles, achacado igualmente a los talibán, contra un puesto de control en el distrito de Bagram, situado en la provincia de Paruán, también en el centro del país asiático.

Contador