Publicado 09/04/2020 13:58:13 +02:00CET

AMP.- Afganistán.- Estado Islámico reclama un ataque con cohetes contra la mayor base militar de EEUU en Afganistán

AMP.- Afganistán.- Estado Islámico reclama un ataque con cohetes contra la mayor
AMP.- Afganistán.- Estado Islámico reclama un ataque con cohetes contra la mayor - photographer - Archivo

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo yihadista Estado Islámico ha reclamado este jueves el ataque con cohetes ejecutado contra la base aérea de Bagram, la mayor base militar de Estados Unidos en Afganistán, que se ha saldado sin víctimas.

En un breve comunicado publicado por la agencia Amaq, vinculada a los yihadistas, Estado Islámico ha dicho estar detrás del ataque, sin dar más detalles al respecto.

Previamente, la misión de la OTAN en el país, 'Apoyo Decidido', había indicado que un total de cinco proyectiles habían impactado en las instalaciones.

"Cinco cohetes han sido lanzados a la base aérea de Bagram a primera hora de esta mañana. No ha habido víctimas mortales ni heridos. Nuestros socios de las Fuerzas de Seguridad Afganas están investigando el incidente", ha dicho en Twitter.

El gobernador del distrito de Bagram, Abdul Shokor Qudosi, ha contado a la agencia de noticias alemana DPA que dos de los cohetes han alcanzado una zona residencial provocando daños en un edificio cercano, mientras que los otros tres han caído dentro del aeropuerto.

Un portavoz del Ministerio de Interior, Tariq Arian, ha acusado a los talibán, precisando que han realizado el ataque con un lanzacohetes colocado en el maletero de un coche, según informa la agencia de noticias afgana Jaama.

Sin embargo, un portavoz talibán ha rechazado cualquier implicación en el ataque a Bagram, de acuerdo con un mensaje enviado por WhastApp a DPA.

Qudosi ha denunciado que se trata de la tercera acción de este tipo contra la base militar desde que Estados Unidos y los talibán firmaron el acuerdo de paz en febrero. El último ataque tuvo lugar el mes pasado y fue reivindicado por Estado Islámico.

El acuerdo contempla un alto el fuego que se ha incumplido y un canje de presos que ha comenzado a materializarse, a cambio de una retirada gradual de las tropas estadounidenses del país y del inicio de un diálogo de paz entre el Gobierno y los talibán.

Las autoridades afganas liberaron el miércoles a un primer grupo de cien talibán encarcelados y han procedido este jueves a la excarcelación de otro segundo grupo de igual número, en ambos casos en la prisión de Bagram.