Publicado 24/11/2020 20:19CET

AMP.- Afganistán.- Ghani reclama nuevamente un alto el fuego a los talibán y reitera su compromiso con el proceso de paz

FILED - 03 December 2019, Bavaria, Munich: Ashraf Ghani, President of Afghanistan, speaks during the Munich Security Conference. Ghani on Friday ordered the release of an additional 500 Taliban prisoners, a goodwill gesture in response to the Taliban's of
FILED - 03 December 2019, Bavaria, Munich: Ashraf Ghani, President of Afghanistan, speaks during the Munich Security Conference. Ghani on Friday ordered the release of an additional 500 Taliban prisoners, a goodwill gesture in response to the Taliban's of - Sven Hoppe/dpa - Archivo

Pide a los donantes que mantengan su apoyo y reconoce que "los planes de paz" no se han materializado

Guterres solicita también un alto el fuego y apunta a "progresos significativos" en el país

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente afgano, Ashraf Ghani, ha reiterado este martes su llamamiento a un alto el fuego a los talibán, al tiempo que ha dejado claro su compromiso con las negociaciones de paz en curso y ha pedido a la comunidad internacional que siga apoyando a Afganistán en este momento crítico de su historia.

En su mensaje a la conferencia de donantes que se está celebrando en Ginebra, el presidente ha defendido que el Gobierno ha mostrado "compromiso, valor y convicción" ha mantenido sus "posiciones defensivas en el campo de batalla, incluso ante un aumento de la violencia contra nuestro pueblo desde febrero".

"Hemos hecho sacrificios una y otra vez", ha subrayado Ghani, recordando que también han sido liberados 5.000 prisioneros talibán, "algunos de ellos culpables de crímenes contra la Humanidad".

"Pese a nuestro sufrimiento", ha dicho el presidente, "nuestro compromiso con las negociaciones con los talibán se mantiene firme" puesto que, ha añadido, "debemos poner fin la violencia que está afectando nuestras vidas y robando a nuestros niños las alegrías de la infancia".

Por ello, ha reiterado una vez más el llamamiento a "un alto el fuego inmediato" que han venido formulando entre otros el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y ha confiado en que el proceso de paz culmine en un "acuerdo sobre el papel".

DESAFÍOS DE AFGANISTÁN

Los afganos anhelan la paz, así como el mantenimiento de la unidad nacional y la preservación de la democracia, pero el país tiene unos recursos limitados y se enfrenta actualmente tanto a un conflicto como a una pandemia, ha subrayado, reconociendo que supone un "desafío enorme" poder atender las expectativas de los ciudadanos.

En este sentido, Ghani ha reconocido también que Afganistán se enfrenta al "problema sistémico" de la corrupción "en múltiples niveles", aunque se han hecho algunos progresos en los últimos cinco años así como a la pobreza a la que se enfrenta casi la mitad de la población, pese a los avances realizados

Pero el principal desafío, ha incidido Ghani, es "el conflicto y la incertidumbre". "Desde febrero de este año los niveles de violencia se han disparado en todo el país. Los planes para alcanzar la paz no se han materializado como imaginábamos", ha admitido el mandatario. "Los afganos siguen enfrentándose a diario a sufrimiento y muerte. Es insoportable. La incertidumbre que ha generado es tangible", ha añadido.

Así las cosas, el presidente afgano ha pedido a los socios internacionales que ayuden a Afganistán a "hacer más con menos". Ghani ha admitido que el país seguirá dependiendo en gran medida de la ayuda exterior en un futuro próximo pero ha sostenido que esta puede ser de muchos tipos y no solo de tipo económico.

GUTERRES HABLA DE "DESAFÍOS GRAVES"

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha destacado que "el pueblo de Afganistán hace frente a desafíos graves, incluidos el conflicto, la pobreza y la aplicación desigual del Estado de Derecho" y ha agregado que el cambio climático y el coronavirus "están haciendo la vida aún más difícil, especialmente a los más vulnerables".

Guterres ha expresado por ello su preocupación por "los elevados niveles de violencia" y "los ataques atroces contra civiles, incluidos estudiantes". "El pueblo afgano ha sufrido desde hace demasiado. Pido que se redoblen los esfuerzos para lograr un alto el fuego inmediato e incondicional para salvar vidas y evitar una mayor propagación del coronavirus", ha dicho.

"Esto creará un ambiente adecuado para las conversaciones de paz en Doha, una gran oportunidad para satisfacer las aspiraciones largamente expresadas por el pueblo afgano. Un proceso inclusivo en el que mujeres, jóvenes y víctimas del conflicto estén representadas de forma significativa ofrece la mejor esperanza de una paz sostenible", ha reseñado.

"Si podemos vincular esto con las oportunidades económicas, las expectativas serán aún más brillantes", ha destacado, antes de aplaudir al Gobierno de Afganistán "por su ambiciosa agenda de desarrollo y reformas, incluido su contacto con socios regionales y su compromiso con la conectividad".

Por ello, ha pedido a los países vecinos y al resto de socios "que jueguen su parte en la construcción de un futuro pacífico y próspero para Afganistán aprovechando estas oportunidades de cooperación" y ha añadido que "el progreso hacia la paz contribuirá al desarrollo de toda la región y es un paso vital hacia un retorno seguro, ordenado y digno de millones de afganos desplazados".

"PROGRESOS SIGNIFICATIVOS"

Guterres ha manifestado además que "el pueblo de Afganistán ha logrado progresos significativos durante los últimos años", incluido un aumento del acceso al agua, la electricidad y los servicios sanitarios e higiénicos.

"En todo el país, es más probable que niñas y niños vayan a la escuela. La economía afgana se ha diversificado. La mejora de la infraestructuras y el suministro de energía conectan zonas remotas a las oportunidades económicas nacionales y a los países vecinos", ha enumerado.

"Hay más mujeres en el Gobierno, en los órganos legislativos y a nivel nacional y local. Los afganos han logrado progresos destacables a la hora de lograr sus Derechos Humanos, particularmente los de mujeres, minorías y niños", ha defendido.

Así, Guterres ha hecho hincapié en que "mientras se mira hacia adelante, estos derechos deben ser los pilares para un futuro pacífico". "Es esencial que sigan anclados en la ley y protegidos en la práctica", ha argumentado.

En este sentido, ha subrayado que "las mujeres afganas han pagado un alto precio en el conflicto". "Algunas han sido sometidas a violencia extrema, otras han perdido a sus seres queridos, hogares y comunidades. Muchas siguen viendo cómo se les niegan oportunidades de todo tipo, incluida la educación y los derechos básicos a un sustento, un terreno, una identidad legal y una vida libre de violencia", ha lamentado.

"Las mujeres afganas están jugando un papel central a la hora de crear unas comunidades pacíficas e inclusivas con más oportunidades para todos", ha destacado. "Están demostrando a diario que sus esfuerzos hacia un desarrollo sostenible e inclusivo pueden cambiar las vidas a mejor", ha puntualizado.

"Las mujeres y las niñas afganas necesitan el apoyo continuado de la comunidad internacional. Es absolutamente esencial que el proceso de paz sea inclusivo y que las mujeres jueguen un papel significativo e igualitario a la hora de determinar sus resultados", ha remachado.