Publicado 03/08/2020 09:16CET

AMP.- Afganistán.- Más de 20 muertos por un ataque de Estado Islámico a una prisión de Afganistán

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos 21 personas han muerto y otras 43 han resultado heridas por el ataque lanzado el domingo por milicianos de Estado Islámico contra una prisión de Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán.

El ataque comenzó sobre las 18.45 (hora local) con la explosión de un coche bomba en la entrada al que siguió un enfrentamiento entre los terroristas y las fuerzas de seguridad que lleva más de trece horas y aún continúa, según informa la cadena afgana Tolo.

El portavoz del Gobierno local, Ataulá Jogyani, ha indicado que por ahora se han recuperado los cadáveres de 21 civiles, mientras que otras 43 personas han tenido que se trasladadas al hospital provincial, algunas graves.

Además, Jogyani ha señalado que al menos tres terroristas han muerto en los combates, aunque no ha sabido precisar cuántos quedan. Fuentes militares consultadas por Tolo han apuntado que podría haber unos 20 atacantes.

Otras "fuentes creíbles" han contado a la televisión local que cientos de presos han logrado escapar en medio del ataque, de los cuales 700 ya han sido detenidos. La prisión alberga unos 1.500.

La prensa local ha informado de que Estado Islámico ha reivindicado la autoría del ataque, en represalia por la muerte de Asadulá Orakzai, jefe de Inteligencia de la rama afgana del grupo yihadista.

La Oficina Nacional de Seguridad (NDS) ha destacado a través de Twitter que Orakzai, cuyo nombre real era Ziaurahmán, nacido en Pakistán, murió en una "operación dirigida" contra él y llevada a cabo por "unidades especiales" del organismo.

Los talibán han negado toda implicación en el ataque, de acuerdo con Tolo, que ha recordado que el domingo era el tercer día del alto el fuego entre los insurgentes afganos y el Gobierno con motivo de la festividad del Sacrificio.