Publicado 28/05/2020 11:16CET

AMP.- Afganistán.- Al menos catorce agentes muertos en dos ataques talibán en el este y el oeste de Afganistán

El movimiento fundado por el mulá Omar envía una delegación técnica para hablar con el Gobierno sobre el canje de presos

KABUL, 28 May. (DPA/EP) -

Al menos catorce agentes de las fuerzas de seguridad afganas han muerto como consecuencia de dos ataques lanzados por los talibán en las provincias de Parwan y Fará, en el este y el oeste de Afganistán, según han informado las autoridades locales.

Los milicianos han matado a al menos siete militares del Ejército afgano en el distrito de Seya Grid, en la provincia de Parwan, en el este del país, según ha contado Wahida Shahkar, portavoz del Gobierno regional. En el ataque, los talibán se han llevado a dos militares como rehenes y han dejado a otro más herido. Esmatulá Mohamadi, miembro del consejo regional, ha confirmado el balance.

En otro ataque distinto, los talibán han matado a siete agentes de la Policía afgana en un puesto de control situado a las afueras de la ciudad de Fará, capital de la provincia homónima, situada en el oeste del país, según han contado a DPA varios consejeros locales.

En este ataque, los talibán se han llevado tres policías como rehenes y han abandonado la zona en cuanto ha terminado el asalto. Estos dos ataques han llegado después de que el martes terminara el alto el fuego de tres días de duración acordado por los talibán y el Gobierno afgano con motivo del Eid al Fitr, el festival que marca el final del Ramadán, el mes sagrado del ayuno de los musulmanes.

Javid Faisal, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Afganistán, ha contado este jueves que una delegación "técnica" de los talibán ha llegado a Kabul para dialogar con un equipo del Gobierno afgano sobre "la liberación de prisioneros de ambos bandos".

El mensaje del portavoz del Consejo de Seguridad Nacional llega después de que el Gobierno de Kabul haya procedido a la liberación de 900 prisioneros talibán de los 2.000 que prometió el domingo liberar el presidente afgano, Ashraf Ghani, como gesto de "buena voluntad" para reactivar el canje de prisioneros.

El acuerdo de paz firmado en Doha el 29 de febrero por los talibán y el Gobierno de Estados Unidos contempla el canje de 5.000 presos talibán a cambio de 1.000 agentes de las fuerzas de seguridad capturados por los milicianos como paso previo al inicio de un proceso de diálogo entre líderes afganos.

A pesar de haber firmado el acuerdo de Doha, los talibán han mantenido su campaña de ataques contra las fuerzas gubernamentales afganas y solo han aceptado un alto el fuego de tres días con motivo del Eid al Fitr, un cese de hostilidades que terminó el martes y que no han querido ampliar.