Publicado 16/02/2021 10:50CET

AMP.- Afganistán.- Mueren diez personas en varios ataques en Afganistán

Control de la Policía en Afganistán
Control de la Policía en Afganistán - ROHULLAH / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos diez personas han fallecido este martes en distintos ataques en Afganistán, uno de ellos en la provincia de Zabul (centro) por parte de los talibán y otros dos en Nangarhar (este) sin autoría reconocida, según han confirmado las autoridades.

Las autoridades de Zabul han confirmado la muerte de seis policías muertos, dos heridos y seis secuestrados en un ataque de los talibán contra un puesto de seguridad en la localidad de Qalat. Los insurgentes se habrían llevado además un carro de combate, un camión, armas y municiones.

Asimismo, otro de los ataques ha tenido lugar en el Distrito Policial 3 de Jalalabad, la capital de la provincia de Nangarhar (este), donde un grupo de hombres armados ha abierto fuego contra un vehículo policial, dejando un agente fallecido y otros dos heridos.

En la misma ciudad han muerto otras tres personas, un médico y dos policías, en un asalto de un grupo armado a otro vehículo en el Distrito Policial 4. Por el momento ningún grupo se ha atribuido la autoría de estos ataques.

Por su parte, el Ministerio de Defensa afgano ha anunciado la muerte de diez supuestos talibán en un bombardeo llevado a cabo en la provincia de Zabul y ha recalcado que "una gran cantidad de municiones y armas fueron destruidas" en el ataque.

El Ministerio ha destacado además que 25 militares y 17 civiles fueron rescatados durante la noche del lunes de una cárcel gestionada por los talibán en la provincia de Baghlan (centro), sin que los insurgentes se hayan pronunciado al respecto.

"Los prisioneros estuvieron retenidos entre diez días y dos años y fueron torturados de forma repetida por los talibán", ha subrayado a través de su cuenta en la red social Twitter. "Durante los últimos 30 días, las fuerzas de defensa han rescatado a casi cien personas inocentes de prisiones de los talibán", ha zanjado.

Afganistán ha experimentado un repunte de la violencia durante los últimos meses a pesar del acuerdo de paz entre los talibán y Estados Unidos en febrero de 2020 y de las conversaciones entre el grupo y el Gobierno afgano, cuyas delegaciones pactaron en diciembre la 'hoja de ruta' para el proceso.

En este sentido, el presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdulá Abdulá, criticó la semana pasada que los talibán han adoptado "una postura dura" que "no está ayudando en esta situación". "Nuestra delegación aún está en Doha. Estamos en contacto y esperamos que el estancamiento sea de corto plazo", dijo.

Los talibán afirmaron a finales de enero que el Gobierno de Afganistán "es el único obstáculo" en las conversaciones de paz y recalcaron su compromiso con el acuerdo de paz firmado en febrero de 2020 con Estados Unidos, tras las dudas expresadas por Washington sobre el cumplimiento del mismo por parte de los insurgentes.