Publicado 02/06/2021 13:50CET

AMP.- Afganistán.- Mueren dos civiles en un atentado contra un convoy de los servicios de Inteligencia de Afganistán

Archivo - Atentado con coche bomba en Kabul, Afganistán.
Archivo - Atentado con coche bomba en Kabul, Afganistán. - SAYED MOMINZADAH / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Los talibán se hacen con varios puestos de control tras combates en Nangarhar

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos civiles han muerto y otras diez personas han resultado heridas este miércoles en un atentado contra un convoy de los servicios de Inteligencia de Afganistán en la provincia de Nangarhar, situada en el este del país.

El portavoz del gobierno provincial, Ataulá Jogyani, ha indicado que el atentado ha sido perpetrado en la capital de Nangarhar, Jalalabad, y ha agregado que "aún no hay informaciones sobre víctimas entre las fuerzas de seguridad", según ha informado la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque, que llega un día después de la muerte de al menos ocho personas en dos ataques con bomba contra sendos autobuses en la capital del país centroasiático, Kabul.

El atentado en Jalalabad ha sido ejecutado horas después de que los talibán se hicieran con el control de varios puestos de control en los distritos de Haska Mina, Pachiragam y Surjrod, todos ellos en Nangarhar, según han confirmado las autoridades afganas.

El jefe del distrito de Pachiragam, Hijratulá, ha manifestado que los insurgentes atacaron varios puestos de control del Ejército y las fuerzas de protección local en Pera Jel y Bama Jel, antes de agregar que los combates se han saldado con un número indeterminado de víctimas y con trece agentes capturados.

Asimismo, Obaidulá Shinuari, miembro del consejo provincial de Nangarhar, ha indicado que tres puestos de control han caído en manos de los talibán en Haska Mina tras unos combates que habrían dejado cinco muertos, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Ariana.

En el caso de Surjrod, al menos dos soldados han muerto en enfrentamientos con los insurgentes tras un ataque contra un puesto de control policial en el área de Kakarak, según ha reseñado el portavoz de la Policía de Nangarhar, Farin Jan, quien ha agregado que 20 talibán han muerto en los combates.

Afganistán se ha visto sumido en un incremento de la violencia a pesar del inicio en septiembre del proceso de conversaciones de paz entre el Gobierno y los talibán en la capital de Qatar, Doha, y en medio del repliegue de las tropas internacionales del país.

En este contexto, los talibán han logrado avances territoriales durante los últimos meses, lo que ha provocado preocupación ante la posible falta de capacidad de las fuerzas de seguridad afganas para hacerles frente, lo que podrían usar en su favor en las negociaciones de paz.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha indicado este mismo miércoles que al menos 115.825 personas se han visto desplazadas en lo que va de año a causa de los combates, mientras que otras 22.624 han abandonado de sus hogares a causa de los desastres naturales.

Contador