Publicado 15/07/2021 11:44CET

AMP.- Afganistán.- Los talibán niegan haber propuesto un alto el fuego a cambio de excarcelaciones y retirar sanciones

Un soldado del Ejército afgano
Un soldado del Ejército afgano - MOHAMMAD JAN ARIA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han negado este jueves haber propuesto un alto el fuego al Gobierno de Afganistán a cambio de la liberación de 7.000 presos y la retirada de sus altos cargos de la lista de sanciones de Naciones Unidas, horas después de que un negociador gubernamental afirmara que la propuesta había sido planteada por los insurgentes.

"No hablamos de un alto el fuego, sino de limitar las operaciones militares", ha indicado Mohamed Naim, portavoz de la oficina política de los talibán en Qatar, Doha, en declaraciones concedidas a la agencia rusa de noticias Sputnik. Así, ha recalcado que los insurgentes no están al tanto de una propuesta de alto el fuego.

Poco antes, Nader Naderi, miembro del equipo negociador del Gobierno en las conversaciones de paz con el grupo en Qatar, aseguró que la propuesta había sido planteada por los talibán y resaltó que la liberación de 5.000 reos de cara al inicio de los contactos "no ayudó en la situación e incluso incrementó la violencia".

Dichas excarcelaciones fueron llevadas a cabo tras varios meses de tiranteces entre el Gobierno y los talibán, que sostenían que eran parte del acuerdo de paz firmado en febrero de 2020 con Estados Unidos, un proceso en el que no participó el Gobierno afgano.

Asimismo, Mohamad Mohaqiq, asesor del presidente afgano, Ashraf Ghani, ha desvelado que una delegación viajará próximamente a Doha para mantener conversaciones con los talibán, antes de agregar que Pakistán acogerá próximamente un evento sobre la situación en el país.

"Como ciudadano, no como líder político, diría que la paz no puede lograrse por la fuerza", ha sostenido Mohaqiq, según ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV. Así, ha incidido en que "nadie ganará por la vía militar", ante los recientes avances de los talibán en el país centroasiático.

El propio Ghani ha iniciado este jueves un viaje de dos días en Uzbekistán para participar en una cumbre económica regional en la que participaran delegaciones de India y Pakistán y en la que también se abordarán asuntos relacionados con la seguridad.

Naciones Unidas reconoció el miércoles una "creciente preocupación" por el repunte de los combates y agregó que "hace todo lo posible para garantizar que las conversaciones continúan y se puede lograr un acuerdo, dado que sólo a través de una solución negociada (...) podrá ponerse fin al conflicto".

"Nuestro foco siguen siendo los esfuerzos de paz y hemos reiterado que la escalada militar no es la vía para una paz duradera en Afganistán", dijo Florencia Soto Niño, una de las portavoces del secretario general de la ONU, António Guterres. "El pueblo afgano merece paz a través de un proceso político y un diálogo", remachó.

Las palabras de Soto Niño llegaron horas después de que los talibán asegurarse haberse hecho con el control de un importante puesto en la frontera con Pakistán, concretamente el ubicado entre las localidades de Spin Boldak y Chaman, en Afganistán y Pakistán, respectivamente.

Afganistán se ha visto sumido en un aumento de la violencia durante los últimos meses, en los que los talibán han logrado importantes avances territoriales, en medio del proceso de retirada de las tropas internacionales, lo que ha generado preocupación en la comunidad internacional ante la aparente incapacidad de las fuerzas de seguridad para hacer frente a los insurgentes.

En este contexto, los talibán aseguraron el viernes que controlan el 85 por ciento del territorio de Afganistán, horas después de tomar dos importantes pasos fronterizos con Irán y Turkmenistán, en la zona noroccidental del país, si bien las autoridades sostienen que se trata de una exageración como parte de su campaña de propaganda.

Contador