Publicado 28/05/2024 14:08

(AMP.) Albares asegura que habrá "respuesta serena y firme" a las provocaciones de Israel, que busca desviar la atención

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

Aclara que se hará junto con Irlanda y Noruega y defiende que el caso no es comparable con la crisis con Argentina

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha asegurado que el Gobierno dará una respuesta "serena y firme" y de forma coordinada con Irlanda y Noruega a las "provocaciones y los bulos deleznables" de su homólogo israelí, Israel Katz, con los que busca a su juicio desviar la atención sobre el reconocimiento del Estado palestino.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Albares ha dejado claro que esa respuesta se producirá "en el momento adecuado, cuando nosotros decidamos y no cuando otros decidan". "Nadie nos intimida", ha recalcado, esgrimiendo que el Gobierno no actúa "cuando otros quieren que lo hagamos".

"Tenemos muy claro y muy decidido cuál va a ser nuestro camino, cuál es nuestra agenda y también nosotros decidimos el momento en el que actuamos, nunca sobreactuamos", ha defendido el ministro, subrayando lo "histórico" del reconocimiento de Palestina que se ha llevado a cabo en el Consejo de Ministros.

Se trata, ha incidido, de "un reconocimiento histórico que, por supuesto, no va contra nadie, mucho menos contra el pueblo o el Estado de Israel, sino que va a favor de la justicia, va a favor de la paz y va a favor de la legalidad internacional".

ISRAEL NO QUIERE QUE SE HABLE DEL RECONOCIMIENTO

La "estrategia" del ministro de Exteriores israelí con sus mensajes en redes sociales lo que busca es que se hable de ellos en lugar del reconocimiento de Palestina.

A su juicio, a Israel "probablemente les interesaría que se estuviera hablando de tuits, en vez de las decisiones de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de la legalidad internacional, del alto el fuego, de la ayuda humanitaria y también de la liberación de los rehenes" y no del reconocimiento del Estado palestino por parte de España, Irlanda y Noruega.

Dado que estos dos países también están siendo objeto de "ataques y bulos infames" por parte de Katz, ha acordado con sus colegas de estos dos países que brindarán una "respuesta coordinada, serena y firme" pero en el momento en que lo consideren oportuno y no "cuando otros quieran que cambiemos la conversación".

NO ES COMPARABLE CON ARGENTINA

Así las cosas, ha rechazado equiparar esta situación con la crisis abierta con Argentina a raíz de las declaraciones de su presidente, Javier Milei, durante su visita a Madrid en las que tildó de "corrupta" a la mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"Son casos muy distintos", ha defendido el ministro. "Dimos la respuesta adecuada cuando nosotros consideramos", ha acotado. Cabe recordar que el Gobierno procedió el mismo día en que se produjeron las palabras del mandatario argentino a llamar a consultas a su embajadora en Buenos Aires. Al día siguiente, se convocó en Exteriores al embajador argentino y un día después se produjo la retirada definitiva de la embajadora española tras constatar que Milei no se disculpaba públicamente de sus palabras.

En cuanto al debate sobre si Israel está llevando a cabo un genocidio en Gaza, como han sostenido los ministros de Sumar e incluso la titular de Defensa, Margarita Robles, Albares se ha remitido una vez más a la CIJ, que tiene precisamente abierta una causa para determinar si este es el caso a petición de Sudáfrica.

RESPALDO A LA CIJ Y EL TPI

En este sentido, ha vuelto a ratificar que el Gobierno va a apoyar "cualquiera que sea la sentencia" que emita la CIJ, igual que ha respaldado las medidas cautelares que ha venido dictando, incluida las del viernes pasado reclamando a Israel que parara la ofensiva en Rafá.

"Sus decisiones son obligatorias", ha recalcado, igual que respaldará al Tribunal Penal Internacional (TPI) si decide emitir órdenes de arresto contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, su ministro de Defensa y los líderes de Hamás como ha solicitado el fiscal jefe, Karim Khan.

Al hilo de ello, se ha felicitado de la "unanimidad" de los Veintisiete la víspera para acordar, tal y como habían solicitado España e Irlanda, para activar el Acuerdo de Asociación con Israel y convocar a su ministro de Exteriores, "solicitarle explicaciones sobre lo que está ocurriendo y pedirle que acate la legalidad internacional o tendremos que tomar medidas".

NO DAR LECCIONES A QUIENES NO RECONOCEN

En otro orden de cosas, dado que ha sostenido que el Gobierno da el paso de reconocer a Palestina por "humanidad" y coherencia, Albares ha asegurado que no tiene "ninguna lección de humanidad ni de moralidad" que dar a los países europeos que no han dado aún el paso.

"Estoy completamente seguro de que por supuesto tienen humanidad, sensibilidad y corazón", ha comentado, tras ser preguntado al respecto. "Ellos harán los análisis que consideren", ha añadido, al tiempo que ha sacado pecho por el hecho de que España se suma ya a la "abrumadora mayoría" de países en todo el mundo, 146, que ya han reconocido a Palestina y entre los once, una vez que también lo haga próximamente Eslovenia, dentro de la UE que lo hacen.

Por lo que se refiere a las implicaciones prácticas del reconocimiento, Albares ha reconocido que puesto que ya había relaciones diplomáticas con Palestina y se reconocía a su representante en Madrid como embajador no habrá cambios, al tiempo que ha confirmado que será el Consulado General en Jerusalén el que se siga encargando de la relación con la Autoridad Palestina, como ya ocurre con otros países europeos que han reconocido.

IMPLICACIONES PARA EL CONSULADO EN JERUSALÉN

En este sentido, el ministro ha indicado que la Asesoría Jurídica Internacional de su Ministerio y el equipo encargado de las relaciones con Oriente Próximo están estudiando la decisión de Israel de impedir que el personal del Consulado en Jerusalén tenga "contactos con el pueblo palestino y con las autoridades". El ministro de Exteriores israelí ha ordenado que la medida sea efectiva desde el 1 de junio.

"No nos van a intimidar en absoluto ni me van a desviar del objetivo que tengo de trabajar con el resto de los países en el mundo para traer la paz a Oriente Medio", ha remarcado Albares, que ha recordado que las relaciones diplomáticas y consulares están sujetas a toda una serie de convenciones de Viena.

"Hay unos privilegios y unas inmunidades que España respeta escrupulosamente con todos los países del mundo, con sus embajadas y sus consulados, y exigimos en base al Derecho Internacional el mismo respeto hacia ellos", ha incidido, recordando que el Consulado español en Jerusalén tiene "un estatuto muy particular" ya que es "histórico", puesto que se estableció en 1853.

Contador