Publicado 12/04/2021 17:52CET

AMP.- Alemania.- La CDU y la CSU eligen a sus candidatos a suceder a Merkel a la espera de ponerse de acuerdo

Las dos formaciones conservadoras deben consensuar un frente común para las elecciones de septiembre

BERLÍN, 12 Abr. (DPA/EP) -

La cúpula de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) ha respaldado a su actual líder, Armin Laschet, como candidato a la cancillería tras el fin de la etapa de Angela Merkel, mientras que el socio bávaro de esta formación, la Unión Social Cristiana (CSU), ha proclamado formalmente como aspirante a su respectivo jefe, Markus Soeder.

Laschet lidera actualmente el principal partido del gran bloque conservador alemán y, tradicionalmente, la candidatura general de CDU-CSU ha caído del lado del hermano mayor de dicha alianza. Sin embargo, en esta ocasión Soeder no ha ocultado su deseo de aspirar a algo más que a la jefatura del Gobierno de Baviera.

El primero de los trámites que debía resolver la CDU este lunes era el de proclamar a Laschet como su candidato, algo que se ha confirmado en la reunión por mayoría, según el responsable del Gobierno de Hesse, Volker Bouffier. No obstante, Bouffier no espera que haya una decisión definitiva en las próximas horas.

El socio bávaro de la CDU también se ha reunido de tarde para designar formalmente a Soeder, que debe terminar de convencer al partido de Merkel. El líder de Baviera y jefe de la CSU hará valer su condición de favorito en los sondeos, mientras que ambas partes deben dejar claro su deseo de mantenerse como frente unido.

El secretario general de la CSU, Markus Blume, ha subrayado que hay una "opinión claramente mayoritaria" entre los ciudadanos alemanes en favor de Soeder, si bien ha defendido que no se deben tomar decisiones rápidas, sino garantizar que estas sean las correctas.

Soeder, que adelantó el domingo ante los periodistas que la decisión final sobre la candidatura común llegará esta misma semana o en diez días "como mucho", ha apuntado también que las últimas citas electorales han demostrado que son los candidatos quienes arrastran a los partidos y no a la inversa.

El aspirante final será en principio el favorito a ocupar la Cancillería tras las elecciones del 26 de septiembre, en las que Merkel ya no figurará en la terna de candidatos tras hacerse en noviembre de 2005 con el principal puesto político de Alemania.

Contador