Publicado 01/12/2021 18:14CET

AMP.- Alemania.- La ciudad de Tréveris conmemora el primer aniversario del atropello múltiple que dejó cinco muertos

Archivo - Residentes de Tréveris dejan flores y velas para honrar a las víctims del atropello múltiple.
Archivo - Residentes de Tréveris dejan flores y velas para honrar a las víctims del atropello múltiple. - Harald Tittel/dpa - Archivo

TRÉVERIS (ALEMANIA), 1 Dic. (DPA/EP) -

La ciudad alemana de Tréveris, en el oeste del país, conmemora este miércoles el primer aniversario del atropello múltiple que dejó cinco muertos y casi una quincena de heridos.

Entre los actos programados se encuentra un servicio ecuménico que ha tenido lugar en la catedral de Tréveris y al que han asistido principalmente víctimas del atropello, sus seres queridos y personal de emergencias, unas 400 personas en total.

"Sigue siendo un acto incomprensible con muchas preguntas sin respuesta", ha señalado el obispo Stephan Ackermann durante el servicio. A su juicio, el "terrible" ataque ha cambiado la vida de Tréveris y sus habitantes están de luto compartiendo "la incomprensión y el horror, la rabia y la impotencia".

Además, a las 13.46, la hora en la que comenzó el ataque, las campanas de la catedral han doblado durante cuatro minutos. Tréveris se ha paralizado durante el toque de las campanas.

El alcalde de Tréveris, Wolfram Leibe, había pedido a los habitantes de la ciudad que recuerden a las víctimas durante esos minutos. Por la tarde, las autoridades han programado un réquiem en la Basílica de Constantino, ubicada también en la ciudad.

Leibe inauguró una placa de homenaje cerca de la Porta Nigra, la famosa puerta a la ciudad romana construida en el año 180, el viernes.

"Estamos aquí hoy porque no podemos ni queremos olvidar, queremos recordar a las víctimas", ha manifestado el vicepresidente de la Iglesia Evangélica de Renania, Christoph Pistorius.

La Fiscalía ha acusado al conductor del vehículo, que recorrió 900 metros conduciendo en zigzag, de cinco asesinatos, 18 intentos de asesinato y de provocar daños físicos de gravedad a al menos 18 personas. Las fuerzas de seguridad, no obstante, lograron detenerlo cuatro minutos después de que empezara a conducir por la calle peatonal del centro de Tréveris.

Durante su declaración, el hombre, de 52 años, brindó "información cambiante y a veces incomprensible". La oficina del fiscal afirmó cuando se anunció su imputación que no hay indicios de "motivos políticos, religiosos ni similares" para llevar a cabo el atropello.