Publicado 15/12/2021 16:01CET

AMP.- Alemania.- La Justicia resuelve que Rusia encargó el asesinato de un ciudadano de origen checheno en Berlín

Archivo - Imagen de archivo del parque de Tiergarten en Berlín.
Archivo - Imagen de archivo del parque de Tiergarten en Berlín. - Annette Riedl/dpa - Archivo

El principal acusado es condenado a cadena perpetua

Moscú tilda de "sesgado" el fallo del tribunal berlinés

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Berlín ha resuelto este miércoles que el Gobierno ruso se encuentra detrás del asesinato del ciudadano georgiano de origen checheno Zelimkhan Khangoshvili, que murió en 2019 en el parque de Tiergarten de la capital alemana tras recibir varios disparos.

La Justicia alemana ha condenado así al principal sospechoso, el ruso Vadim Krasikov, a cadena perpetua, tal y como solicitaba la Fiscalía. Khangoshvili tenía 40 años cuando fue tiroteado y había huido a Alemania tras sobrevivir a un intento de asesinato en Tiflis, Georgia, en 2015.

Ahora, el tribunal berlinés ha recalcado que los disparos mortales que acabaron con la vida de Khangoshvili tuvieron lugar "en nombre de agencias gubernamentales rusas", según ha recogido el diario alemán 'Die Welt'.

Así, la corte ha considerado probado que el ciudadano ruso habría disparado a la víctima en agosto de 2019. La defensa del acusado, por su parte, ha exigido la absolución del acusado. El imputado fue detenido por la Policía cerca del lugar del crimen el 23 de agosto de 2019.

Poco después de conocerse la sentencia, el embajador de Rusia en el país, Sergei Nechaev, ha calificado la condena del tribunal como "sesgada" y ha dicho que está "políticamente motivada".

"Consideramos que este veredicto carece de objetividad y es políticamente motivado. Además, complica las ya de por sí difíciles relaciones entre Rusia y Alemania", ha lamentado antes de destacar que "la hipótesis sobre una implicación rusa es absurda".

En este sentido, ha hecho hincapié en que esta idea se ha ido imponiendo durante todo el proceso judicial aunque "no haya sido demostrado con pruebas convincentes".

El caso ha provocado un aumento de la tensión entre Rusia y Alemania y, junto a otras cuestiones --como la escalada del conflicto en Ucrania, el envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalni y su posterior detención en Rusia o el ataque de un hacker al Parlamento alemán-- desembocó en uno de los periodos más difíciles para la relación entre los dos países durante los últimos 30 años.