Publicado 20/03/2020 20:00:35 +01:00CET

AMP.- América.- El uruguayo Luis Almagro, reelegido como secretario general de la OEA

EEUU y Guaidó celebran la continuidad de Almagro, clave en la ofensiva contra Maduro

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El uruguayo Luis Almagro ha sido reelegido este viernes para un segundo mandato de cinco años como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), en un proceso marcado por la polarización regional que ha provocado la crisis venezolana.

"Con 23 votos, el candidato Luis Almagro es reelecto como secretario general de la OEA para el periodo 2020-2025", ha anunciado el bloque continental a través de su cuenta oficial de Twitter.

Almagro ha sido ratificado en el cargo por cinco votos más de los que necesitaba de un total de 33, desbancando así a su única contrincante, la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, que ha obtenido diez.

La OEA, la organización regional más importante de América, tiene 35 estados miembro pero Cuba no participa en la toma de decisiones desde 1962, por lo que solo estaban en juego 34 votos que finalmente han quedado reducidos a 33 porque Dominica se ha ausentado.

Otra de las particularidades de esta votación es que Venezuela ha estado representada por la delegación del autoproclamado "presidente encargado" del país, Juan Guaidó, puesto que el Gobierno de Nicolás Maduro se considera fuera de la OEA.

Almagro, ex ministro de Exteriores de Uruguay, ha dado las gracias a estos 23 países por la confianza depositada. "Continuaré dedicando todos los esfuerzos a garantizar más derechos para más personas en los 34 estados miembro", ha declarado.

LA CRISIS VENEZOLANA

La pugna por el trono regional ha tenido lugar en un momento de especial división en el continente, precisamente, por la crisis venezolana. Almagro arrastra a los detractores de Maduro, mientras que Espinosa, ex ministra del Gobierno de Rafael Correa (2007-2017) en Ecuador, aspiraba a capitalizar el hastío de algunos países con el actual mandatario.

También ha estado muy presente en esta votación la crisis política que estalló en Bolivia a raíz de las elecciones presidenciales del 20 de octubre. Las "irregularidades" detectadas por la OEA en dichos comicios propiciaron la dimisión de Evo Morales y su sustitución por Jeanine Áñez.

De hecho, la ministra de Exteriores del Gobierno interino de Bolivia, Karen Longaric, había avanzado horas antes que apoyaría a Almagro, "quien promete democracia y respeto a los Derechos Humanos en la región".

El diplomático peruano Hugo de Zela pretendía erigirse como la tercera vía entre Almagro y Espinosa, pero el pasado lunes dio un paso atrás porque, según reconoció el Gobierno de Martín Vizcarra, no había obtenido el respaldo esperado.

"EJEMPLAR LIDERAZGO"

La Casa Blanca, uno de los principales valedores de Almagro, ha sido de los primeros gobiernos en felicitarlo. "Bajo su ejemplar liderazgo", ha dicho el secretario de Estado, Mike Pompeo, "Estados Unidos seguirá trabajando con sus socios en la OEA para promover y defender la democracia, los Derechos Humanos, la seguridad y la prosperidad económica".

Pompeo ha apuntado que, al margen del coronavirus, "los pueblos de las Américas y el Caribe se enfrentan a otros desafíos, como la plena restauración de la democracia en Venezuela y Nicaragua; un proceso electoral libre, justo y creíble en Guyana; y hacer responsable al régimen cubano de sus malignas actividades".

"También abundan las oportunidades", ha considerado, mencionando "las próximas elecciones democráticas en Bolivia". "Con el secretario general Almagro al timón, tengo confianza en el futuro de la OEA y de las Américas", ha remachado Pompeo.

Guaidó también ha querido felicitar a Almagro, así como darle las gracias por su ayuda en "la lucha contra la dictadura de Maduro" y por "dar visibilidad a la grave crisis humanitaria" de Venezuela.

Para el opositor venezolano, la ratificación de Almagro "demuestra que la región comprende que la lucha contra el autoritarismo es fundamental". "Venezuela, Nicaragua y Cuba necesitan de todos para transformar la realidad política. Democracia y libertad para toda la región", ha reclamado en Twitter.

En la misma línea se ha expresado el Gobierno de Iván Duque en Colombia, país que postuló a Almagro. La ministra de Exteriores, Claudia Blum, ha valorado el "liderazgo y total compromiso" del secretario general "en la defensa y la promoción de los cuatro pilares de la OEA, a saber, la democracia, los Derechos Humanos, la seguridad y el desarrollo", resaltando asimismo que ha contribuido a situar a la OEA "como el principal foro político, jurídico, social y de diálogo multilateral de las Américas".

Almagro también ha recibido la felicitación de Brasil, cuyo ministro de Exteriores, Ernesto Araujo, ha defendido que la continuidad del secretario general "es vital para seguir con los esfuerzos en pro de la democracia en todo el continente".

Ecuador, que a pesar de tener a Espinosa apoyó a Almagro por afinidades ideológicas, también ha celebrado el resultado de la votación de este viernes. Así, le ha deseado "el mayor de los éxitos en sus funciones" y ha reiterado su compromiso para seguir trabajando junto al secretario general y los estados miembro "con miras al creciente desarrollo y fortalecimiento del sistema interamericano".

Uruguay, que con el anterior Gobierno del izquierdista Tabaré Vázquez apostó por Espinosa pero con la llegada del conservador Luis Lacalle Pou viró hacia su compatriota, ha afirmado que la reelección de Almagro es "una excelente noticia para las Américas, para Uruguay y para la democracia", según ha escrito su actual ministro de Exteriores, Ernesto Talvi.

CORONAVIRUS

La votación ha estado a punto de no celebrarse a causa de la pandemia de coronavirus, ya que Estados Unidos, en cuya capital está el cuartel general de la OEA, ha recomendado no celebrar reuniones multitudinarias.

Un grupo de 17 países --los 13 que forman la Comunidad del Caribe (Caricom) más República Dominicana, Nicaragua, Argentina y México-- habían pedido en distintas misivas al Consejo Permanente de la OEA que postergara la elección del secretario general para evitar contagios.

Pese a ello, todo se ha desarrollado según lo previsto, aunque con medidas preventivas. Así, algunos de los funcionarios han lucido guantes y mascarillas. Fuentes diplomáticas consultadas por el diario colombiano 'El Tiempo' habían contado que los partidarios de Almagro temían que un retraso beneficiará a Espinosa.

Contador