Publicado 08/11/2020 15:03CET

AMP.- Armenia/Azerbaiyán.- Azerbaiyán anuncia la toma de la ciudad karabají de Shusha pero Armenia lo niega

Recientes bombardeos en la región de Nagorno Karabaj con motivo del conflicto histórico por esta región entre Azerbaiyán y Armenia.
Recientes bombardeos en la región de Nagorno Karabaj con motivo del conflicto histórico por esta región entre Azerbaiyán y Armenia. - ADRIEN VAUTIER / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aaliyev, ha anunciado este domingo en un discurso la toma de la ciudad de Shusha, en Nagorno Karabaj, una localidad estratégica en el enfrentamiento actual contra Armenia -- que ha desmentido que la ciudad haya caído en manos enemigas -- por el enclave.

"El 8 de noviembre pasará eternamente a la historia como el Glorioso Día de la Victoria. Hemos vuelto a Shusha. ¡Shusha es nuestro! ¡Karabaj es Azerbaiyán! Azerbaiyán, ¡te felicito!", ha proclamado Aliyev en su cuenta de Twitter.

En su discurso, Aliyev ha asegurado que el Ejército azerí ha recuperado desde finales de septiembre más de 200 localidades que estaban ocupadas por las fuerzas armenias en Nagorno Karabaj y los distritos adyacentes.

"A menos que Armenia cumpla las condiciones (de un alto el fuego), el Ejército nacional seguirá hasta el final", ha avisado el mandatario azerí, que en las semanas recientes había exigido reiteradamente poner fin a la ocupación.

Aliyev ha subrayado también que no necesita ayuda externa para lograr dicho objetivo. "Estamos liberando los territorios por nuestra cuenta", dijo.

Esta proclamación ha sido disputada inmediatamente por el responsable del Ministerio de Defensa armenio Artsrun Hovhannisyan. "La lucha sigue. Estamos esperando y seguimos creyendo en nuestro Ejército", ha hecho saber en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

El exenviado del presidente ruso, Vladimir Putin, para Nagorno Karabaj y excopresidente del Grupo de Minsk, Vladimir Kazimirov, recuerda que "Shusha tiene gran importancia" en este conflicto.

"Se encuentra a una altitud superior a la de (la capital de Nagorno Karabaj) Stepanakert y es desde el área de Shusha desde donde los azeríes bombardearon Stepanakert en 1992. Kazimirov recordó también que Shusha es una zona en que los azeríes representan la mayoría históricamente.

Sin embargo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, principal aliado de Azerbaiyán, ha celebrado la "liberación" de Shushi. "Quiero comenzar mi discurso con felicitaciones a Azerbaiyán por la victoria en Shushi y la liberación de siete distritos", ha declarado durante un acto en la ciudad de Kocaeli.

"El Grupo de Minsk no ha podido resolver este problemma durante 30 años. No se puede tolerar más y finalmenteró ha llegado una señal de que la victoria común está cerca. La alegría de Azerbaiyán es también nuestra alegría", ha apuntado.

Por otra parte, el Gobierno de Armenia ha informado de que las t ropas azeríes han perdido 7.630 efectivos y 784 blindados en poco más de un mes de combates. "En total, han sido destruidos 264 drones, 16 helicopteros, 25 aviones, 784 blindados y seis lanzallamas pesados", ha publicado el Centro de Información oficial armenio en Facebook.

La región de Nagorno Karabaj, cuya soberanía se disputan desde hace décadas Armenia y Azerbaiyán, está sufriendo una espiral bélica desde finales de septiembre. Los enfrentamientos se mantienen a pesar de que se han acordado tres altos el fuego que han sido incumplidos en cuestión de horas.

La región forma parte oficialmente del territorio de Azerbaiyán pero tiene mayoría de población armenia y está controlada de facto por Armenia desde el final de la última guerra, en 1994, cuando las fuerzas militares armenias se hicieron con el control de este enclave y de varios distritos azeríes colindantes.

Con más de 1.000 muertos, la reciente ola de enfrentamientos ha sido la más mortífera desde que ambos países libraran la guerra a finales de los años ochenta, mientras que decenas de miles de civiles se han visto obligados a desplazarse ante el recrudecimiento de los ataques, según Naciones Unidas.

Contador