Publicado 17/11/2021 12:01CET

AMP.- Armenia/Azerbaiyán.- Azerbaiyán confirma la muerte de siete militares en los combates en la frontera con Armenia

Archivo - El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev
Archivo - El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev - Thierry Monasse - Archivo

Ereván confirma un soldado muerto, trece capturados y 24 "en paradero desconocido"

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Azerbaiyán ha denunciado este miércoles la muerte de siete militares en los enfrentamientos registrados el martes en la frontera con Armenia y ha agregado que otros diez soldados resultaron heridos en los combates.

"La situación en la frontera entre Azerbaiyán y Armenia se ha estabilizado desde la tarde del 16 de noviembre", ha manifestado el Ministerio de Defensa azerí en un comunicado publicado en su página web, en el que ha subrayado que "la provocación de Armenia en la frontera ha fracasado completamente".

"Las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán siguen operando en los territorios soberanos de nuestro país", ha dicho, al tiempo que ha incidido en que Armenia es "totalmente responsable de las tensiones y la confrontación causada por la ocupación armenia".

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Armenia ha indicado en un comunicado que en los enfrentamientos murió un militar y fueron capturados otros trece soldados, mientras que "se desconoce el paradero" de otros 24 miembros de las Fuerzas Armadas "tras perderse la comunicación con ellos".

"Hay un trabajo intenso en marcha para encontrar a los militares", ha dicho, antes de agregar que "dos bases militares quedaron bajo control del enemigo" y confirmar que "hay negociaciones en marcha con la mediación de Rusia para resolver la situación y lograr el regreso de los militares armenios capturados".

Asimismo, ha destacado que "como resultado de las hostilidades del 16 de noviembre, el enemigo tiene 70 militares muertos o heridos, además de pérdidas significativas a nivel de equipamiento militar", incluidos vehículos blindados.

El Ministerio de Defensa armenio ha resaltado que la situación a primera hora de este miércoles en la zona fronteriza "es relativamente estable". "El acuerdo de alto el fuego está siendo respetado de forma general", ha remachado.

Por su parte, el Kremlin ha mostrado su "gran preocupación" por la "reanudación de las hostilidades" en la frontera. "Gracias a los esfuerzos de mediación de Rusia se logró llamar a las partes del conflicto a la contención", ha señalado el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov.

Así, ha hecho hincapié en que Moscú seguirá mediando y ha sostenido que "la única vía para estabilizar la situación pasa por el cumplimiento de los acuerdos trilaterales".

"Consideramos que todos los países, ante todo, deben cumplir los compromisos asumidos, ha manifestado Peskov, quien ha incidido en que "eso será clave para que semejantes sucesos no vuelvan a ocurrir", según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

En esta línea se ha expresado el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Said Jatibzadé, quien ha pedido contención a Ereván y Bakú y se ha mostrado "dispuesto a ayudar" para "solucionar las diferencias y generar paz y estabilidad en la región".

Jatibzadé ha manifestado que todos los países deben respetar las fronteras internacionalmente reconocidas y ha pedido a ambos países que resuelvan sus disputas a través del diálogo, antes de agregar que un conflicto supondría una amenaza regional, tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias Tasnim.

ALTO EL FUEGO

Durante la tarde del martes, el Ministerio de Defensa de Armenia confirmó una tregua con Azerbaiyán gracias a un acuerdo alcanzado con la mediación de Rusia y resaltó que la situación "se ha estabilizado relativamente", ante un nuevo repunte de las tensiones en la frontera entre ambos países.

En este sentido, el ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, informó de que la situación "ha vuelto a la normalidad y está bajo control", después de que los responsables de Defensa de los tres países mantuvieran una ronda de conversaciones telefónicas con el objetivo de "estabilizar la situación".

Horas antes, Ereván había pedido apoyo a Moscú para "defender su integridad territorial" y denunció además la captura de doce militares en la frontera con Azerbaiyán, al tiempo que acusó a Bakú de atacar posiciones armenias, mientras que las autoridades azeríes han responsabilizado a Armenia de lo sucedido.

Armenia y Azerbaiyán protagonizaron un enfrentamiento hace un año por el control de Nagorno Karabaj, un territorio con población mayoritariamente armenia que es foco de conflicto desde que decidiera separarse en 1988 de la región de Azerbaiyán integrada en la Unión Soviética.

Las hostilidades entre ambos países se prolongaron durante seis semanas y dejaron miles de muertos. Finalmente cesaron cuando los dos países alcanzaron un acuerdo sobre el alto el fuego con la mediación de Rusia, por el que se permitía que las fuerzas de paz rusas se establecieran en Nagorno Karabaj por un periodo de cinco años.

Contador